Compartilo:

La Bolsa de Cereales afirmó que se registró un promedio de rinde nacional de 53,7 qq/Ha, acumulando en chacra un volumen superior a las 220 mil toneladas.

Cosecha-maíz

En su informe semanal acerca del estado de los cultivos, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires señaló que “durante los últimos siete días se han registrado lluvias de moderada a escasa intensidad en gran parte del área agrícola nacional, ralentizando los avances de trilla en el Centro-Norte de Santa Fe y el Centro-Norte de Entre Ríos. En forma paralela, estas lluvias benefician notoriamente a los cuadros implantados de manera tardía, los cuales se encuentran finalizando estadíos vegetativos o comenzando la fase crítica de floración”.

“A la fecha se ha recolectado el 1,2 % del área nacional, denotando un retraso interanual de 3,8 puntos porcentuales. En números absolutos se cosecharon más de 41 mil hectáreas, registrando un promedio de rinde nacional de 53,7 qq/Ha, y acumulando en chacra un volumen superior a las 220 mil toneladas”, informó la Bolsa, según reprodujo Infocampo.

En tanto, indicó que “en el Centro-Norte de Córdoba se pueden apreciar lotes en madurez fisiológica, próximos a ser cosechados. Los cuadros de siembras tempranas en esta zona, han sufrido un estrés hídrico severo, viéndose afectado de esta manera los potenciales rendimientos. En contraposición los lotes tardíos hoy presentan muy buenas condiciones, finalizando la etapa vegetativa e ingresando en su período crítico de generación de rendimiento. La mayor expectativa por parte de los productores se encuentra en estos materiales, los cuales están siendo minuciosamente controlados por los ataques de oruga cogollera, y barrenador del tallo entre otras; también por algunas enfermedades fúngicas tales como el tizón y la roya”.

“Similar es el escenario que hoy presenta el sur de Córdoba, en donde se han picado muchos lotes de fechas tempranas a causa de la sequía y de las altas temperaturas, mientras que el resto que aún permanece en pie se encuentra muy próximo a cosecha. Las productividades esperadas para estos cuadros se encuentran muy por debajo de los rendimientos promedios históricos de la zona. A su vez, los materiales tardíos o de segunda ocupación hoy denotan muy buenas condiciones transitando estadíos reproductivos de formación de grano”, agregó.

Paralelamente, la entidad destacó que “las zonas Núcleo Norte y Sur esta campaña han mostrado un mayor porcentaje de superficie sembrada en fechas tardías a causa de la imposibilidad de implantar el maíz en fechas tempranas por la falta de humedad en el perfil. A su vez, el grueso de lotes sembrados de primera se dieron durante los meses de octubre y comienzos del mes de noviembre viéndose menos afectados por el estrés termo-hídrico que aquellos implantados a comienzos del mes de septiembre. Con lo cual, los rendimientos de estos lotes rondarán el promedio histórico zonal. Por otra parte, los materiales tardíos hoy presentan excelentes condiciones, a pesar de relevarse algunos inconvenientes sanitarios tales como ataques de orugas o enfermedades como el tizón y la roya. Se están realizando las aplicaciones pertinentes para mantener los niveles bajos de afección”.

“Hacia el oeste-centro y sur de Buenos Aires las lluvias de las últimas semanas han recompuesto la humedad de los perfiles, permitiendo así recuperar el estado de los cuadros de siembras tardías. El grueso de estos lotes hoy transita pleno periodo crítico con una mejor disponibilidad de agua útil para el cultivo”, siguió.

De esta manera, finalizó adelantando que “frente al escenario planteado, mantenemos nuestra estimación de producción para esta campaña en 23.500.000 Tn. De lograrse este volumen, se ubicaría un 13% por debajo de lo recolectado la zafra pasada donde se registró el record de producción para el maíz grano comercial (2012/13: 27 MTn)”.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA