Compartilo:

La obra demandó 10,3 millones de pesos y beneficia a más de 120 alumnos. “Esta escuela es una más del centenar que ya llevamos construidas en Entre Ríos en estos cinco años y medio”, dijo Urribarri.

urribareri

El establecimiento de Aldea Brasilera, que funcionaba en un espacio cedido,  posee ahora un moderno edificio que cuenta con seis aulas, taller, laboratorio, grupo sanitario para ambos sexos y para personas discapacitadas, salón de usos múltiples, comedor, cocina, área de gobierno, medioteca y sala de informática, entre otros espacios. La obra para la escuela Nº 8, Presidente Nicolás Avellaneda, beneficia a  chicos de Aldea Brasilera y alrededores, como zonas costeras semirurales.
En el acto también participaron el arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari, quien bendijo las nuevas instalaciones inauguradas; el presidente de la junta de gobierno de Brasilera, Hugo Ramírez; el ministro de Gobierno, Adan Bahl; los legisladores provinciales Daniel Kramer y Juan Carlos Darrichón, intendentes y presidentes de juntas de gobierno de localidades vecinas, entre otras autoridades.
El gobernador manifestó su alegría por los buenos resultados de la intervención quirúrgica de la Presidente. “La verdad me hubiese sido difícil hablar ante todos ustedes antes de tener una noticia en este sentido. Gracias a Dios todo salió bien”, manifestó Urribarri.
Luego destacó la importancia del nuevo edificio escolar y también hizo hincapié en el trabajo realizado en toda la provincia durante su gestión. “En estos casi seis años hemos podido trabajar con todos los sectores políticos, de todos los colores partidarios porque para nosotros todos son lo mismo. Por eso Entre Ríos hoy es lo que es, una provincia mucho mejor de lo que era hace seis años”, aseguró el mandatario, quien llegó al acto traslado en una autobomba lo que formó parte de los festejos del pueblo por la inauguración del edificio escolar que sobresale por su dimensión y calidad en el pequeño poblado.
Enumeró más adelante las ventajas naturales que posee la provincia, por su tierra fértil, su agua dulce y fundamentalmente por su gente. “Por lejos tenemos la mejor gente y, entre todos, estamos haciendo obras como nunca se habían hecho en Entre Ríos”, remarcó el gobernador.
Al referirse a la nueva escuela, recordó los trámites realizados para llevar adelante el proyecto  y comparó la diferencia de contar con este nuevo edificio.  “Yo recuerdo dónde daban clases los docentes y donde aprendían los chicos. Cuando hice el compromiso de construir esta escuela no tenía mucha certeza respecto de dónde iban a aparecer los recursos, pero sí tenía algo que para mí es y seguirá siendo de un valor incalculable. Había dado mi palabra a la comunidad de Aldea Brasilera de que esta escuela se iba a realizar. Y esta es una más de las cientos de escuelas que hemos reconstruido y construido a nuevas en estos seis años”, manifestó Urribarri.
Dijo que estas obras, como muchas otras acciones de gobierno que se realizan en Entre Ríos, benefician a la gente que cada vez tiene más oportunidades en su tierra. “Entre Ríos está plagada de historias vinculadas al éxodo de jóvenes de los pueblos. Yo nací y viví en el pueblo de Arroyo Barú donde, como sucedió en todos los pueblos, los adolescentes se nos iban porque no tenían oportunidades. Pero ahora ese fenómeno, esa expulsión se frenó, y los chicos pueden estudiar o trabajar, y hasta muchos se están volviendo gracias a los programas que tenemos para que los entrerrianos vuelvan a la provincia. Hicimos mucho por esto, entre otras cosas esta escuela de Brasilera que es hermosa”, expresó el mandatario.
También se refirió a la obra de gas que se construyó en Brasilera y dijo que era inexplicable que teniendo el  gasoducto que hace más de 30 años pasa por esta localidad, los vecinos no tuvieran gas natural.
Por último, el gobernador recogió el pedido del presidente de la junta de gobierno de Brasilera y dijo que si las condiciones, en cuanto a cantidad de habitantes, se cumplen, antes de fin de año enviará el proyecto de ley a la legislatura para elevar al rango de municipio a esta localidad.
Revalorizar la educación
Por su parte, la rectora del establecimiento, Liliana Guzmán, aseguró que “con esta obra se mejora la calidad educativa, pero sobre todo la comunidad progresa”. La docente dijo que disponer de una infraestructura adecuada “favorece también el trabajo que se viene realizando para revertir la deserción escolar en zonas semirurales y de la costa”.
 “Con esto se revaloriza las escuela, el Estado se está comprometiendo cada vez más con la educación y es una forma de apostar a que cada chico luche más por sus derechos”, dijo la rectora y recordó las gestiones realizadas por Urribarri por este edificio ya desde el tiempo en que era ministro de Gobierno.
Por otro lado, el presidente de la junta de Gobierno, Hugo Ramírez, aseguró  que esta obra “era muy esperada y ansiada por todo el pueblo de Aldea Brasilera” y sostuvo que “la escuela secundaria es fundamental y muy importante por lo que han luchado muchos vecinos. Todos lo querían, todos lo soñaban a este edificio que hoy es una realidad”, remarcó.
Agradeció al gobierno provincial y nacional por el apoyo constante para su localidad y pidió a los vecinos ser agradecidos por todo lo que ha recibido Aldea Brasilera, no sólo para la junta de gobierno sino también para las diferentes instituciones de la localidad.
También representantes del centro de estudiantes hablaron en el acto y agradecieron al gobernador por el nuevo edificio. “Después de 25 años, tener nuestro propio edificio nos llena de orgullo y emoción, y ver que los estudiantes tendrán un espacio digno y merecido para el normal desarrollo de las clases. Por esto agradecemos a todos los que han contribuido a la construcción de nuestra escuela”,  destacaron los alumnos.
Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA