La hacienda había sido adquirida en Olavarría y estaba descansando en el lugar porque después tenía que ir para otra subasta en Bragado, indica La Nación.

En el predio están encerradas otras 600 cabezas por otra subasta que se va a realizar este jueves. Al momento del hecho había varias personas trabajando en el lugar.

Según trascendió, la pérdida por la mortandad de los animales afectados por la centella supera los $220.000.

COMENTÁ LA NOTA