Compartilo:

Hubo una importante cantidad de voladura de techos, postes y árboles caídos. Hay evacuados. “Lo que se vive en la ciudad es un desastre”, expresó el intendente Panozzo.

tornado1

 Pasadas las 19 de este viernes un fortísimo viento que alcanzó más de 100 kilómetros por hora azotó a Chajarí. Personal de Defensa Civil, Bomberos y Municipalidad se encontraban recorriendo las calles de la ciudad para auxiliar a las familias necesitadas, ya que hubo una importante cantidad de voladura de techos, postes y árboles caídos.

Desde la Municipalidad de Chajarí solicitan que los damnificados se comuniquen al Corralón Municipal al (03456) 420091 para solicitar ayuda por daños sufridos. Otros teléfonos de funcionarios para comunicarse son: 15430082; 15430013; 15430039; 15659524; 15461613 y 15415998, informó Chajarí al Día.

Se montó un operativo de Defensa Civil, Regimiento, Enersa y demás entidades para atender a las familias afectadas.

En declaraciones con Radio Chajarí, el intendente José Luis Panozzo expresó: “Lo que se vive en la ciudad es un desastre”. Solicitó que las personas que no lo necesiten no salgan de sus casas por ningún motivo.

“Tenemos familias para evacuar, árboles caídos, voladura de techos, es un panorama muy complicado, les pedimos que se queden en sus casas y dejen trabajar al personal”, dijo.

En una nueva comunicación con el intendente Panozzo, a las 21 del viernes, señaló que “entre los daños más importantes se encuentran la voladura de techos de firmas comerciales de transporte, empaques, la escuela Virgen Peregrina, parte del CIC, además de rotura de vidrios de ventanales en el parque termal, también allí voladura de algunos techos, y el corte de la energía eléctrica por precaución debido a la gran cantidad de postes y cables caídos en toda la ciudad”.

Los intendentes de Mocoretá, Villa del Rosario y Federación se pusieron a disposición del municipio chajariense para cualquier tipo de ayuda en cuanto a maquinarias y elementos.

Desde la Junta de Defensa Civil informaron DIA que no habrá energía eléctrica durante toda la noche. Además de la gran cantidad de postes de luz caídos y rotura de cables, se trata de una medida de precaución por los cables caídos en la calle y sobre charcos de agua, lo que hace más grave la situación.

Fuente: Chajarí al Día/ UNO

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA