Compartilo:

La Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación presentó por segundo año consecutivo, el Informe del estado del ambienteEl trabajo agrupa la información ambiental de 2017 para temas como agua, biodiversidad, cambio climático, bosques, suelos y actividades productivas, entre otros.

En el planeta, la erosión de los suelos causada por acción del agua, el viento y el hielo es responsable cada año de la pérdida de entre 25.000 y 40.000 millones de toneladas de suelo arableLa FAO estima que, debido a procesos de degradación de tierras, el mundo pierde cada año entre 6 y 7 millones de hectáreas productivas, esta cifra equivale a un quinto de la superficie sembrada en Argentina.

Respecto a la salud ambiental de los suelos de nuestro país, el documento elaborado por la Secretaria de Ambiente, señala que más de un tercio de los suelos argentinos (100 millones de las 270 millones de hectáreas) están afectados por erosión y advierte que cada año se degradan dos millones de hectáreas más. Considerando el impacto negativo que esto tiene en la productividad de los principales cultivos, soja, maíz y trigo, la pérdida de suelo representa aproximadamente USD 29,9 millones anuales y como se trata de un valor acumulativo, en diez años, puede sumar USD 1.645 millones.

En cuanto a la naturaleza de las pérdidas, el informe señala que en nuestro país, aproximadamente un 12 % de la superficie presenta altas tasas de erosión hídrica, principalmente en las zonas áridas y semiáridas con fuertes pendientes y baja cobertura vegetal de la Patagonia, Cuyo y el NOA, donde en algunos casos la tasa es mayor a 10 t/ha/año. A su vez, el 25,9 % del territorio nacional (alrededor de 72 millones de hectáreas) presenta tasas de erosión hídrica que superan los valores tolerables.

El valor de la tasa media de erosión hídrica actual, para el área de cultivos agrícolas en Argentina, es de 3,9 t/ha/año. Tomando como referencia una densidad aparente media de 1,2 t/m3, esta erosión corresponde a la pérdida de una capa de 0,33 milímetros de suelo por año, es decir, cada 3 años se pierde 1 milimetro de suelo por erosión. 

Accedé al informe completo

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA