Compartilo:

En la ciudad del citrus se viven horas de tensión social. Este domingo hubo una manifestación de cerca de 150 policías que intentó copar la Jefatura. Fueron detenidos. Además se registraron saqueos en varias zonas de la localidad.

concordia

Un grupo de más de 150 policías autoconvocados intentaron copar la Jefatura Departamental y el Comando Radioeléctrico de Concordia, en la noche de este domingo después de las 20, pero terminaron detenidos y a disposición de la justicia de dicha ciudad.

Según consignó Análisis Digital, varias personas llegaron acompañados por sus familiares e ingresaron por la fuerza, entre golpes de puño y amenazas e incluso se arrojaron gases lacrimógenos. La situación se torna preocupante en la ciudad del citrus, por lo cual varios comerciantes cerraron sus locales y bajaron las persianas, ante posibles saqueos. Algunos encapuchados saquearon una ferretería de calle Doctor Del Cerro y Diamante e intentaron el mismo cometido en un centro de compras (de avenida presidente Illia y Gualeguay), donde no pudieron cumplir con su cometido por la resistencia de los vecinos.

También hubo saqueos en proximidades del hipermercado Norte y el Modelo, a una cuadra de la casa familiar del gobernador Sergio Urribarri. Pasadas las 22.30 se registraron reclamos de mujeres de policías, retirados y suboficiales con parte de enfermo en dependencias de Concepción del Uruguay, Federación y Gualeguaychú.

Concordia volvió a transformarse esta noche en el foco principal de la protesta social de los policías autoconvocados. Cerca de las 20, un grupo de alrededor de 150 agentes y suboficiales (muchos de ellos en situación de parte de enfermo), acompañados por sus familiares, ingresaron de manera intempestiva a la sede de la Jefatura Departamental de Concordia, a golpes de puño y algunos de ellos con las prespectivas reglamentarias. En el incidente, terminó lesionado el propio jefe departamental, comisario Lucio Villalba, quien tuvo que ser socorrido de inmediato. También fue herido el jefe de Logística. Del sector rebelde, hubo quienes llegaron a arrojar gases lacrimógenos dentro del edificio.

Pasadas las 22.30, pudieron desalojar cerca de 100 de los autoconvocados, pero otros 50 permanecían en la sede policial, a la espera de una respuesta oficial (reclaman un sueldo de 10.000 pesos y el blanqueo de los códigos en negro), pero también habrían quedado a disposición del fiscal de turno de Concordia, en el entendimiento de que cometieron un delito al ingresar de modo violento al lugar de trabajo.

Cuando se concentraba la atención en la sede principal de la policía concordiense, comenzaron a producirse intentos de saqueo y saqueos propiamente dichos en barrios de la ciudad. Encapuchados que llegaban en motos, saquearon una ferretería de calle Doctor Del Cerro y Diamante e intentaron hacer lo mismo en un centro de compras (de avenida presidente Illia y Gualeguay). No pudieron llevar adelante el saqueo por la reacción de los vecinos, al igual que por la llegada de móviles policiales.

Pasadas las 23, hubo vecinos que comenzaron a saquear zonas cercanas al Hipermercado Norte, según se informó. Lo mismo sucedió con el supermercado Modelo, a sólo 100 metros de la residencia familiar del gobernador Sergio Urribarri. Lo saliente del caso fue que el saqueo en el Modelo lo cometieron un grupo de personas que llegaron hasta allí en un Peugeot 206, indicó Informe Digital.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA