Soja: alertan por ataque temprano de mancha ojo de rana

713

Si bien continúa la siembra de la oleaginosa, la mancha ojo de rana ya se hizo presente en lotes. El hongo fue exitoso en la supervivencia del invierno, y esto obliga a intensificar los monitoreos.descarga (1)

La siembra de soja continúa en marcha con buenas perspectivas, pero ya los problemas comenzaron a instalarse en la oleaginosa. En un trabajo organizado y planificado con monitoreos, el fitopatólogo Marcelo Carmona, de la Facultad de Agronomía de la UBA, y los Ings. Agrs. Carlos Grosso Marcos Mitelsky y Alejandro Bagnolo y la fitopatóloga Mercedes Scandiani, del Ceremic (UNR) y Rizobacter Argentina, confirmaron la presencia de mancha ojo de rana en base a síntomas y esporas típicas del patógeno.

La fecha fue el 15 de noviembre, donde se recolectaron plantas provenientes de lotes de producción en Ramallo y Pergamino, ambas ciudades de Buenos Aires, que mostraban síntomas de MOR. La variedad correspondiente fue NA 5009 que se encontraba en inicios de V2 y con 1 a 3 manchas/folíolo con un 80 % de incidencia en lote. Estos lotes, además, mostraban el intenso crecimiento de la isoca bolillera, socia prácticamente inseparable de la enfermedad. Infocampo entrevistó a Marcelo Carmona para conocer aún más sobre esta enfermedad.

-¿Cuáles fueorn las condiciones para que se presente MOR?
-El hongo fue exitoso en la supervivencia del benigno invierno, y esto obliga a intensificar los monitoreos. A consecuencia de su caída en importancia, los monitoreos de esta enfermedad y el análisis técnico para su manejo han sid o también postergados. Sin embargo, esta temprana detección y la presencia de indicadores de riesgo obligan a retomar su monitoreo y a repasar aspectos clave para su control.

-¿Cuáles serían estos aspectos clave para manejar esta enfermedad?
-Hay varias pautas, pero entre las más importante están la elección de variedades resistentes ya que existen genes de resistencia y numerosas razas del patógeno. La incorporación de resistencia se ha efectuado en el país durante los últimos años y ya hay variedades de ciclo corto e intermedio disponibles para su elección en la región pampeana. Y se deben sembrar semillas sanas o tratadas con fungicidas eficientes. Además hay que rotar con cultivos con hospedantes no susceptibles y aplicar fungicidas foliares (ej. estrobilurinas más triazol) en variedades susceptibles para disminuir los daños, aumentando el número de granos y la calidad de la semilla cosechada. La aplicación debería efectuarse desde R3, cuando el promedio de lesiones por folíolo sea de 1 a 2.

-¿Y en el momento de la cosecha?
-Hay que cosechar por separado los lotes con síntomas de mancha en ojo de rana, identificando la semilla para no mezclarla con otras sanas.

-¿Cuáles son las características de esta enfermedad?
-Es principalmente una enfermedad de ubicación foliar, pudiéndose presentar además en tallos, vainas y semillas. Las fuentes de inóculo primario son el rastrojo del cultivo de soja anterior y la semilla infectada. El rastrojo infestado es muy importante como proveedor de inóculo Desde la semilla el patógeno se transmite hacia los cotiledones y hojas. Los ataques son más severos en monocultivo con siembra directa, en variedades susceptibles, altas temperaturas nocturnas (20 ºC y más), elevado porcentaje de humedad y lluvias. La duración del mojado foliar es clave.

-Para que el productor tenga en cuenta, ¿cuáles son los indicadores de riesgo para esta campaña 2014/15?
-Hay varios puntos clave. Este invierno 2014 fue el más benigno de al menos los últimos 50 años. La alta temperatura invernal está correlacionada con la supervivencia del inóculo y posteriores ataques. Además, se continúan sembrando variedades susceptibles y el monocultivo sigue presente. Y el tratamiento de semilla aun necesita ser profundizado por los productores.

-Hiciste referencia al tema del manejo, y en cuanto al clima, ¿que se espera?
-Los pronósticos mundiales informan sobre la posibilidad de un fin de año y verano 2015 con mayores precipitaciones que las normales, lo que aseguraría el mojado foliar necesario para la infección del hongo.

-¿Qué antecedentes tiene esta enfermedad?
-Hay que recordar que en la campaña 2009 y 2010, la MOR ha sorprendido con intensos ataques principalmente en la región pampeana convirtiéndose en la enfermedad que más daños causó en al historia de la soja en Argentina. Desde entonces los niveles de intensidad y de ocurrencia diminuyeron significativamente, acompañado por la siembra de variedades resistentes, uso de fungicidas en semilla y en hojas. A consecuencia de su caída en importancia, los monitoreos de esta enfermedad y el análisis técnico para su manejo han sido también postergados. Sin embargo, esta temprana detección y la presencia de indicadores de riesgo obligan a retomar su monitoreo y a repasar aspectos clave para su control.

COMENTÁ LA NOTA