Compartilo:

Así lo anunció el titular del gremio Sergio Palazzo en una rueda de prensa en la sede de la organización sindical, en el microcentro porteño.

La última propuesta de ABA, Abappra, ABE y Adeba es un aumento de 15% sobre la remuneración “brutas normales y habituales”, a pagar en forma escalonada: 7% al 1° de enero de 2018 -que ya se efectivizó-, 4% a partir del 1° de julio y 4% a partir del 1° de octubre, no acumulativos en base al salario de diciembre. Además, plantearon que el bono del bancario sea de $ 13.000 no remunerativo a pagar hasta el 6 de noviembre.

Tras la conferencia de prensa, en diálogo con C5N, Palazzo ratificó el rechazo a la oferta salarial empresaria y adelantó que luego de una semana sin intermediación del Ejecutivo, fueron convocados el jueves a una nueva reunión en el Ministerio de Trabajo.

“Con este ofrecimiento nos están pidiendo a los trabajadores que nos hagamos cargo de la diferencia con lo que va a ser la inflación, que se presume será por arriba del 20%”, sostuvo, y agregó: “Además quieren disminuir 50% el ítem del Día del Bancario y pretenden no pagar un bono que se paga siempre con el cierre de paritarias y por eso en estos términos es inaceptable el acuerdo”, reprodujo Ámbito.com.

Palazzo confirmó que en días pasados hubo “contactos informales” con algunos directivos de las cámaras de bancos. “No todos los presidentes piensan lo mismo, algunos están más cercanos de lograr un entendimiento con La Bancaria, y otros, como la banca extranjera, que busca una rentabilidad voraz, que están queriendo quitar derechos, no es nuevo”.

En ese marco, destacó las protestas con asambleas en el banco Santander y el Nación. “Tenemos una reunión el jueves en Trabajo, si siguen en la misma tónica se van intensificar la acción gremial, que no solo es un paro, sino diversas medidas que analizará el consejo directivo nacional”, remarcó.

Los bancarios rechazan además la disminución de determinados ítems como el pago del Día del Bancario, que quedaría reducido a la mitad, y que no haya sido incluida en la oferta la cláusula gatillo para actualizar el haber si la inflación supera el techo paritario del 15%.

Los bancarios realizaron el viernes 6 de abril un paro nacional de 24 horas en demanda de “salarios justos y dignos” y del cumplimiento de acuerdos previamente firmados, como la aplicación de la cláusula gatillo de 2017.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA