Compartilo:

Para la mayoría de las regiones, con excepción de la Patagonia, se espera una jornada soleada o algo soleada, con una temperatura que ascenderá a unos agradables 27 grados en Paraná y zona, según el Servicio Meteorológico Nacional.

Se trata de condiciones casi ideales para los tradicionales festejos en el Día de la Primavera y del Estudiante, que generan un gran movimiento de jóvenes.

Después de esto, regresarán las condiciones de inestabilidad. Desmejorará el sábado por la tarde y para el domingo hay previstas lluvias y tormentas.

El pronóstico para Paraná y la zona

¿Niño?

Una primavera con lluvias superiores a lo normal y calor en el centro y norte del país, entre otros factores climáticos, es lo que se espera para esta primavera con el desarrollo de un evento “Niño”, de acuerdo con el informe trimestral del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En ese contexto se espera una “mayor probabilidad de ocurrencia de precipitación superior a la normal sobre el Litoral”, lo que incluye a las provincias de Formosa, Chaco, este de Salta y Santa Fe, norte y este de Buenos Aires.

Por otro lado, se pronostica para el trimestre lluvias en proporción “normal o superior a la normal sobre el sudoeste de Buenos Aires, La Pampa y Córdoba; normal sobre las provincias del NOA, este y sur de Patagonia; normal o inferior a la normal sobre Cuyo y oeste de Patagonia”.

No obstante, expertos como el especialista en Agrometeorología Eduardo Sierra ponen en duda ese pronóstico y afirma que los organismos internacionales refieren a “un 50 por ciento de un Niño moderado y un 50 de condiciones más bien normales”.

“Se está fogoneando un ´niño´ con abundantes lluvias que propiciaría una supercosecha, pero todavía no está formado”, indicó.

El experto recordó, que entre otras condiciones, por el momento se siguen recibiendo informes sobre bajos caudales en lugares como en Corrientes.

Como apreciación propia, sostuvo que, después de un período de “Niña” que causó sequía y una magra cosecha en la mayoría de las regiones, “las lluvias y las condiciones climáticas se van a ir reactivando”.

No obstante, la sequía podría seguir afectando la zona semiárida, comprendida entre el sudoeste de Buenos Aires, La Pampa, San Luis y el sur de Córdoba, “ya que el dato preocupante es una baja en la temperatura del Pacífico y el Atlántico sur”.

En tanto, se puede esperar tormenta fuertes en el Litoral, especialmente en la zona de Misiones, por los choques de masas de aire, pero habría menor incidencia en lugares como la cuenca del Salado bonaerense, siempre sensible a fuertes lluvias e inundaciones.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA