Compartilo:

Este viernes 6 de septiembre se cumplen exactamente 20 años del robo más grande de General Ramírez y la zona. Se trata del asalto a las sucursales del Nuevo Bersa y el Banco Nación de esa ciudad del departamento Diamante.

Ese día, a las 8.15, ocho hombres atléticos armados con fusiles FAL y pistolas 9 milímetros bajaron de una camioneta, se dividieron en dos grupos de cuatro e ingresaron en el Banco Nación y en el Bersa -separados calle de por medio- balearon a los guardias y huyeron con el botín.

Era el asalto número 14 de grupos comando en Entre Ríos en lo iba del año 1999 y en ese caso los ladrones se llevaron unos $ 54.000.

En aquel momento, el hecho conmovió no solamente a los ramirenses, sino que a toda la zona y tuvo impacto en medios provinciales y nacionales. Fue en un contexto de una seguidilla de asaltos con violencia, que dejaron al descubierto la incapacidad de la policía provincial para enfrentar a los delincuentes.

Se trataba de hombres de alrededor de 30 años, según la descripción de los testigos en aquel momento, muy profesionales y que actuaron a cara descubierta como ocurrió en casi todos los casos anteriores.

«A las 8.15 sonó la alarma del Bersa y segundos después la del Banco Nación», dijo a La Nación el jefe de la comisaría de Ramírez de aquel entonces, Luis Sierra, y explicó que luego del robo, los ladrones se fugaron en dos camionetas.

Una de ellas es marca Cherokee y fue hallada minutos después abandonada en la localidad de Camps, a unos 15 kilómetros de Ramírez.

Allí habrían subido a un Renault 19 color gris. Según el comisario, los detalles brindados por empleados y clientes de ambas entidades permitieron dibujar «valiosos identikit».

El gerente de la sucursal del Nación, Daniel Cabrera, dijo que se llevaron 24.000 pesos de la caja luego de reducir a los guardias, balear la cabina de seguridad y amenazar de muerte a los 11 empleados y a cinco clientes. Admitió que no conocía cuánto se llevaron del Bersa, pero se calculaba en $ 30.000.

Sospechas repetidas

El comisario Sierra se mostró sorprendido por la violencia de los delincuentes y recordó que Ramírez «es una ciudad pacífica», donde «nunca ocurren hechos de esta naturaleza».

Hacía 75 días se había producido el asalto más espectacular del año en la provincia con un botín de $ 420.000 en la ciudad de Nogoyá, y también contra el Bersa.

(Imagen de portada ilustrativa)

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA