Compartilo:

La crisis de Sancor no se detiene: Ahora dejará de producir leche refrigerada y se complica el desembarco del grupo Adecoagro. Según publicó el sitio web EDairyNews, a partir de esta semana, la Cooperativa Láctea dejará de elaborar leche refrigerada, la cual llegaba al público en sachet y en diferentes variedades. Los motivos por los que se tomó esta decisión serían: que es un producto que ya no genera rentabilidad; y la falta de fondos para la compra de insumos.

El mencionado portal lechero, accedió a una comunicación interna de la empresa dirigida a los distribuidores donde se informa la decisión, aunque no se especificó si la misma es por un determinado tiempo o de manera definitiva. Recordemos que en la actualidad Sancor se encuentra en negociaciones con el grupo Adecoagro para la venta de algunos activos, tal como se aprobó en abril pasado por unanimidad por parte de los accionistas de la Cooperativa.

Ahora la negociación atravesaría momentos complicados, ya que en el camino aparecieron deudas impositivas que la Cooperativa Láctea mantenía con los entes recaudadores. Pero también, por los efectos de la última devaluación, se generó un incremento de los costos lo que deriva en complicaciones para la marcha del negocio. Esto habría llevado a Adecoagro a frenar la operación de conformar una Sociedad Anónima, y ahora solo tendría la intención de quedarse con dos plantas de la Cooperativa. La cuestión es que si bien Adecoagro no tendría interés en seguir, ya tiene firmados contratos, los cuales podrían derivar en acciones legales en caso de no cumplirlos.

Crisis láctea

La crisis que está atravesando Sancor está inmersa en una problemática profunda de toda la cadena láctea.

Los últimos datos aportados por el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA) demuestran que en la cadena, los dos eslabones más importantes -producción e industria- se encuentran en niveles importantes de resultados negativos. Los resultados negativos se acentúan más en el sector de la producción, donde en el mes de junio “el precio necesario para que el sector de la producción primaria, en promedio, pueda retribuir a todos los factores de la producción (tierra, trabajo, capital y gerenciamiento) fue de $7,61, pero el precio percibido alcanzó los $6,87 y la industria (sin contemplar rentabilidad por encima del costo de oportunidad) podría haber pagado $6,59, lo que marca a las claras el resultado negativo de la cadena y la pérdida en ambos eslabones”, precisaron desde el OCLA.

Los integrantes del Observatorio de la Cadena Láctea, aseguraron que la problemática actual se genera por la “inflación, tasa de interés, presión impositiva, incrementos de costos por deficiencias de infraestructura básica, costo y productividad de la mano de obra industrial, costos burocráticos, marginalidad impositiva que genera competencia desleal, etc.”.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA