Compartilo:

La cooperativa láctea SanCor cerró en las últimas horas su planta de la provincia de Neuquén y despidió a sus 30 empleados.

La decisión se tomó en el marco del plan de reestructuración que la firma lleva a cabo, por el cual le vendió a Adecoagro una planta de Chivilcoy, en provincia de Buenos Aires, y otra de Morteros, en Córdoba, además de sus marcas Las Tres Niñas y Angelita.

En ese sentido, según informó el diario local de Río Negro, se creía que una empresa privada adquiriría el establecimiento neuquino ubicado en Rivas y Alcorta, pero no se llegó a ningún acuerdo.

Por su parte, desde la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera (ATILRA) explicaron que durante los últimos meses la situación de los empleados había sido “muy difícil”, con salarios que se cobraban atrasados y en cuotas.

Los trabajadores ya se reunieron para negociar el pago de las indemnizaciones, que será en 18 cuotas de acuerdo a datos de ATILRA.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA