Compartilo:

El debate se iniciará el 8 y finalizará el 28. El alegato se fijó para el 5 de abril. Antonio Daniel Vitali está sindicado como el jefe de una organización que vendía las armas secuestradas que estaban en el depósito de tribunales.

El experito balístico del Poder Judicial de Entre Ríos, Antonio Daniel Vitali, ya tiene fecha para ser juzgado en debate oral y público, acusado de haber sustraído armas del Depósito de Efectos Secuestrados de Tribunales de Paraná, para su venta ilegal; y por haber amenazado a una funcionaria policial en un contexto de violencia de género.

Según se informó oficialmente, el juicio comenzará el 8 de marzo, y las audiencias continuarán los días 9, 14, 15, 20, 21, 22, 23, 27 y 28. El 5 de abril serán los alegatos de la causa armas, se indicó a Entre Ríos Ahora.

En la audiencia de remisión de la causa a juicio, que se celebró el 7 de noviembre de 2017, la fiscalía precisó que pedirán una pena de 11 años de prisión para el excomisario. Además, se supo que al debate convocarán a 60 testigos; mientras que la defensa citará a 15.

Según el calendario de la Oficina de Gestión de Audiencias (OGA), el Tribunal de Juicio estará integrado por los vocales Carolina Castagno, José María Chemez y Cristina Van Dembroucke. En representación del Ministerio Público Fiscal estarán los fiscales Ignacio Aramberry, Juan Malvasio (ambos por la causa armas) y Fernanda Rufatti, de la Unidad Fiscal de Violencia de Género. En tanto, la defensa del experito está a cargo de los abogados Iván Vernengo, Rubén Pagliotto y Damián Petenatti.

Vitali tiene actualmente 55 años, y se encuentra detenido desde el 23 de octubre de 2017 en la Unidad Penal N°1 de Paraná, por resolución del juez de Garantías Eduardo Ruhl. A través de sus abogados defensores, buscó la excarcelación en diferentes oportunidades.

En lo últimos meses, sufrió varios reveses judiciales: el 9 de noviembre el vocal del Tribunal de Juicio y Apelaciones, Rafael Cotorruelo, confirmó la prisión preventiva por 90 días dictada por Ruhl en octubre. Al cumplirse ese plazo, el 22 de enero de este año, en plena feria judicial, el vocal de feria del STJ, Bernardo Salduna, le dio la razón a los representantes del Ministerio Público Fiscal y mantuvo al profesional en el Penal por 45 días más. Esa decisión también fue recurrida por la defensa técnica de Vitali, pero la suerte volvió a serle esquiva el pasado 8 de febrero cuando el Tribunal de Casación integrado por los jueces Marcela Davite, Marcela Badano y Pablo Vírgala, confirmó la prisión preventiva.

Hasta octubre de 2017, el experito se encontraba con restricciones en su casa en calle Fraternidad Nº1617, en Paraná. Su situación cambió cuando una funcionaria policial lo denunció por amenazas, lo que motivó un operativo en su vivienda el 20 de octubre. Los fiscales Aramberry y Rufatti se encontraron con varias irregularidades: además de las amenazas, supieron que Vitali había contactado a un testigo de la causa armas judicializadas; y también le encontraron un arma que tenía la numeración limada. Días después el juez Ruhl lo envió a la Unidad Penal al entender que existían riesgos procesales.

La causa por el robo de armas se abrió a principios de 2016, cuando personal de la Comisaría Cuarta secuestró un arma que debía estar en el depósito judicial. Esa fue el elemento que disparó la investigación.

En diciembre de 2016 tres imputados acordaron con la fiscalía penas de prisión condicional acusados de vender las armas judicializadas. Ellos fueron Mauro Maximiliano Bertoni (35 años), empleado judicial; Mario Alberto López Alonso (29 años), y Eduardo Ramón Borgogno (45).

Esta causa no es la única que pesa sobre Vitali. También fue procesado en agosto de 2017 por el entonces juez de Transición N° 2, Pablo Nicolas Zoff, en otro legajo –que se tramita bajo el Código Procesal Penal viejo- por el supuesto robo de armas ocurrido entre 2008 y 2011. (Entre Ríos Ahora)

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA