Compartilo:

En General Ramírez, personal policial e inspectores municipales realizaron operativos conjuntos durante el fin de semana largo. En la oportunidad se secuestraron cuatro motos por falta de documentación en algunos casos y por correr picadas, en otros. La medida responde al reclamos de vecinos por el «descontrol» y los «ruidos molestos».

El primero de los operativos se desarrolló en la banquina de la Ruta N° 12, en el acceso norte -zona de Cooperativa la Ganadera-. En el lugar, según se informó a IN, «se procedió a la retención de dos rodados, los cuales se encontraban junto a otros propietarios de motos similares, efectuando destrezas».

Desde la dependencia policial reconocieron que «ante la presencia policial varios conductores se retiraron con destino incierto, hasta incluso dejando en el lugar cascos de uso personal».

Las motos retenidas tampoco contaban con la documentación correspondiente y los vehículos no se encontraban aptos para la circulación, ya que tenían partes modificadas, se informó a este sitio.

Por otro lado, se retuvo otro birodado frente a la dependencia y una cuarta moto por calle República de Entre Ríos, en el cual se conducían dos hombres. El vehículo no tenía luces, el caño de escape estaba modificado y no contaban con ningún tipo de documentación.

Las actas las labró personal municipal y los rodados fueron depositados provisoriamente en la dependencia policial para su resguardo hasta este lunes, cuando serán trasladados al municipio. (IN)

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA