Compartilo:

Desde la Municipalidad de General Ramírez, hace dos años y medio iniciaron la renovación integral de la señalización urbana.

En ese marco, según pudo conocer IN, se llevan colocados 157 carteles indicadores de calles y alrededor de 90 carteles referidos a otro tipo de señales (lomo de burro, prohibido estacionar, estacionamiento exclusivo, contramano, entre otros) en diferentes puntos de la ciudad, lo que representa una inversión cercana a los $900.000 a valores actuales. Según un relevamiento del Ejecutivo, en 2016 más de la mitad de las equinas de la ciudad no tenían su correspondiente señalización y el 17% de ellas se encontraban en mal estado. Desde entonces se colocaron 81 carteles indicadores nuevos y se reemplazaron 76 carteles en mal estado. La mayoría de ellos en los barrios San Carlos, Evita, Polideportivo, Tanque, Sur y La Pradera.

De acuerdo al informe elaborado por CETRAM, uno de los grandes problemas de la cartelería de las calles de Ramírez, «es la existencia de señales muy diferentes para una misma indicación (diferente tamaño, color, tipo de letra o referencia), por ello se trabaja en la señalética uniforme que facilite la interpretación de conductores y peatones. Además comenzamos a utilizar materiales reflectivos (para visualización nocturna) y de mayor durabilidad, los carteles se colocan a mayor altura, utilizando cortes con bordes redondeados, postes sin filo y pintados de blanco para mayor seguridad y visibilidad de los transeuntes», destacaron. Por último remarcan que «Ramírez tuvo un importante crecimiento en los últimos años, nuevos barrios y calles integran el paisaje urbano. Contar con una correcta señalización hace a una mejor integración de la ciudad y puede ser vital en situaciones de emergencia».

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA