Compartilo:

El viernes 24, finalizó el período de emergencia hídrica, que decretó en Ramírez el intendente Edelmiro Krämer, por un mes, ante el aumento en el consumo de agua y problemas en la provisión.

muni

La norma indicaba que si falta el suministro de agua se compromete la salud de los vecinos y se afecta el interés público y se remarcó que los días de lavado de veredas sin manguera son los viernes, para llenar piletas y regar no hay días porque esas actividades fueron temporalmente suspendidas, indicó El Observador. 

Recordemos que hace algunas semanas en una entrevista con IN, el dirigente local del Frente Renovador de Unión por Entre Rios, Claudio Mantovani, había solicitado que Kramer convoque a toda la oposición para dar una “solución de fondo” a los inconvenientes en el suministro del vital elemento.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA