Compartilo:

El sector agrario provincial decidió renovar los pedidos de audiencia al gobernador Gustavo Bordet, para plantearle su preocupación ante la inminente actualización del Impuesto Inmobiliario Rural.

La suba impositiva fue “uno de los temas excluyentes” en la reunión que la Mesa de Enlace provincial mantuvo este lunes, debido a “la cercanía de la determinación del Impuesto Inmobiliario Rural”, explicó Kindebaluc.

Informó que en ese encuentro se resolvió “renovar los pedidos de audiencia” al gobernador “ante la inacción del sector público que no se expide y no convoca”. El dirigente de Fedeco –que además es secretario de Coninagro– recordó que habían convenido “de palabra” que el Inmobiliario Rural “se iba a determinar de común acuerdo”. Sin embargo hasta el momento no han sido recibidos por las autoridades provinciales.

Mientras tanto, “los plazos se acortan y los productores están impacientes porque tienen que tomar decisiones en cuanto a continuar con sus arrendamientos, y los propietarios de campos también quieren saber qué impuesto van a tener que pagar para determinar el arrendamiento a cobrar”, señaló Kindebaluc.

“Nunca logramos llegar a esa reunión con Bordet”, lamentó el dirigente rural. Y agregó: “No sé cuál es el problema de poder hablar con el gobernador. Es difícil de explicarlo cuando vemos lo que pasa en las provincias vecinas, como Santa Fe y Córdoba, que tienen reuniones permanentes con sus gobernadores, diagraman las políticas a seguir y discuten las cuestiones impositivas. Y acá no lo podemos lograr”.

Luego consideró que un encuentro con los gobernantes “sería bueno para la provincia, dada la importancia que representa el sector agropecuario en cuestiones económicas y sociales”.

Posibles medidas

Kindebaluc apuntó además que “en las asambleas los productores quieren tomar medidas de acción rápidamente, pero nosotros tratamos de controlar un poco esa cuestión porque primero queremos agotar todas las instancias posibles de negociación y diálogo”.

En declaraciones a esta APF, el titular de Fedeco remarcó: “Las bases nos aprietan para que les brindemos una solución. Lamentablemente ahora ya nos dijeron que si para los primeros días de marzo no hay respuestas, se va a hacer una movilización”.

En ese sentido comentó que “el 11 de marzo es una fecha emblemática porque fue el inicio de la resolución 125 en el 2008”, así que estimó que la medida podría efectuarse “días antes o días posteriores”. “A no ser que logremos tener las reuniones previstas y podamos amortiguar de la mejor manera posible este efecto impositivo tan dañino para los productores entrerrianos”, finalizó.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA