Compartilo:

Unos 80 productores del norte entrerriano e integrantes de la Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier) viajaron a la la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde se sumaron, el martes, a la Federación de Productores de Fruta de Río Negro y Neuquén, para la realización de un “Frutazo”.

En ese marco, durante la mañana del martes, regalaron en la Plaza de Mayo 15.000 kilos de cítricos entrerrianos, junto a una similar cantidad de peras y manzanas que llegaron desde el sur del país.

Los dirigentes amenazaron con “endurecer las medidas, porque el productor no da más, el productor ha dicho basta”. Largas colas de personas se formaban en la Plaza para obtener los cítricos entrerrianos, como también peras y manzanas.

Entre los puntos específicos que reclama el sector citrícola entrerriano figuran: una ley acorde a las economías que demandan gran cantidad de mano de obra; eliminación de las retenciones; y la baja de impuestos en general, especialmente los que van adheridos al trabajo y a las tarifas energéticas, combustibles, electricidad, gas y también peajes, entre otras.

Unos 80 productores entrerrianos oriundos de Chajarí, Villa del Rosario, Santa Ana y Federación regalan 15.000 kilos de cítricos de la provincia y se sumaron a los más de 100 productores que llegaron desde Río Negro y Neuquén para visibilizar su problemática y entregar simbólicamente, los frutos de esas provincias.

Mientras repartían las frutas, el presidente de la Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier), Ariel Panozzo Garmarello, señaló: “Nos juntamos con la gente del Alto Valle para hacer un reclamo por la situación que venimos pasando las dos economías regionales, que son importantes para las provincias por la cantidad de gente que emplean”.

“El principal problema que sufrimos, es que no tenemos rentabilidad y que hay actores de la cadena que se quedan con el mayor porcentaje y nosotros nos estamos fundiendo”, dijo el dirigente a Canal Once, y agregó que “hoy, hay productores que no pueden cosechar y la fruta se está perdiendo”.

“Estamos pidiendo al gobierno nacional que implemente algunas de las medidas que hace más de tres años que venimos pidiendo”, reclamó.

“Es una movida muy importante porque se regalan 30.000 kilos de frutas y hay mucha gente que viene a esperarla”, dijo Panozzo Garmarello y agregó que “esperemos que los funcionarios empiecen a responder a algunos pedidos que hemos hecho para sostener esta economía regional que es tan importante”.

Finalmente, desde la FECIER, amenazaron con “endurecer las medidas, porque el productor no da más, el productor ha dicho basta”.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA