Compartilo:

El IFAI indicó que los productores están probando nuevas técnicas de siembra directa protegida y de plantines producidos en viveros.

Los mismos, se mostraron muy optimistas en lograr una mayor cantidad de sandías en menor tiempo y no sufrir las pérdidas que los castigó el año pasado con heladas tardías y lluvias intensas que enfermó las plantas, afectando la producción y la economía familiar.

Según indicaron, alrededor de 150 hectáreas fueron destinadas a esta nueva modalidad de siembra. Esperan producir unas 500 mil frutas, entre los 60 productores que integran la llamada cuenca de la sandía que abarca Ruiz de Montoya y la zona del Valle del Cuñá Pirú, Misiones. 

El presidente del IFAI, Ricardo Maciel, durante la jornada técnica a campo en plantines de sandía que se realizó recientemente en el parador de la ruta provincial 7, dijo que “estamos acompañando con plásticos e insumos necesarios para que estas técnicas prosperen, se consolide la cuenca y se favorezca al productor y al consumidor”, y agregó que “se le está enseñando sobre el uso de los viveros y la siembra protegida, vamos a lograr abaratar los costos y asegurarnos tener sandías en tiempo que requiere el consumidor”.

Los productores Juan Carlos, rescataron el valor de las nuevas tecnologías porque “es un ahorro grande en costos y no tenemos los riesgos de la siembra tradicional a campo abierto”.

“Esto en cambio, está muy bueno porque nos bajan los costos, podemos manejar el vivero cerca de casa y luego sembrar el plantín ya logrado”, concluyó el productor, al contar que lleva 12 años produciendo sandías. (Infocampo)

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA