Compartilo:

Dadas las condiciones de cosecha y consultas recibidas, desde la Cámara Arbitral de Cereales de Entre Ríos (CACERER), recuerdan algunos tips sobre calidad del grano de soja, y de la importancia económica que reviste analizar y conocer el real estado de la mercadería. En el texto enviado a IN, destacan “el bajo costo que reviste su análisis, hoy, solo un 0,15 % del valor de un camión de soja”.

Granos dañados

Son aquellos granos o pedazos de granos de soja que presenten alteración sustancial en su color, forma y/o textura normal interna y externa, no debiéndose castigar como tales a aquellos granos que presenten solamente manchas o alteraciones en la superficie conservando su parte interna inalterada. A tales efectos, se considerarán granos dañados los siguientes:

-Brotado: Todo grano que haya iniciado manifiestamente el proceso de germinación.

-Fermentado y ardido: Todo grano o pedazo de grano que presente un oscurecimiento manifiesto en más del 50% de su parte interna, acompañado por una alteración en su estructura debida a un principio de descomposición. 

-Dañado por calor: Todo grano o pedazo de grano que presente una alteración en su coloración por acción de elevadas temperaturas de secado. Esta alteración se manifiesta con coloraciones marrones.

-Granos quemados o “de avería”: Todo grano o pedazo de grano que presente una alteración extrema en su coloración interna y externa por acción de elevadas temperaturas de secado y/o exposición al fuego.

-Podrido: Comprende todo grano o pedazo de grano totalmente deteriorado por procesos avanzados de descomposición.

Granos verdes

Todo grano o pedazo de grano que presente externamente cualquier intensidad de coloración verdosa total o parcial.

Ante cualquier duda, se puede consultar al personal técnico especializado a los siguientes contactos: muestras@cacerer.com.ar – contacto@cacerer.com.ar | www.cacerer.com.ar. 

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA