Compartilo:

Debido a la alta demanda por temperaturas sofocantes, autoridades argentinas pidieron a la administración de José Mujica que le vendieran toda la energía térmica disponible para intentar paliar la situación. De acuerdo a datos oficiales, se enviaron hasta 500 megavatios por hora.

Dejando en evidencia una vez más la pobre infraestructura eléctrica actual de la Argentina, el gobierno nacional debió recurrir a Uruguay para que lo ayude a paliar la grave situación que se vivió el lunes, cuando una alta demanda provocada por las temperaturas agobiantes dispararon el consumo y varias zonas de Capital Federal sufrieron cortes de energía.

Pese a las tirantes relaciones entre ambos países, enredadas aún más en los últimos meses por la reanudación del conflicto de la pastera UPM, Argentina solicitó ayer al gobierno de José “Pepe” Mujica que le enviara toda su energía térmica disponible, pedido que los uruguayos respondieron inmediatamente.

De acuerdo a datos oficiales publicados por Uruguay, se le vendió a Argentina durante la jornada de ayer hasta 500 megavatios por hora, entre ellos 300 megavatios de la central de Punta del Tigre, inaugurada por el gobierno uruguayo pocos años atrás.

“Debido a la alta demanda en el sistema eléctrico, Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima) solicitó todo el parque térmico disponible en Uruguay”, confirmó ADME, la uruguaya Administración del Mercado Eléctrico, en su sitio web.

El precio de la energía que Uruguay le vende a Argentina tiene un costo variable según cada unidad y un extra que el propio ente fija. En el día de ayer, la de la central Punta del Tigre tuvo un costo de u$s231,3 por megavatio por hora, APR Energy lo hacía por u$s245,7 y La Tablada u$s287,4.

Hablando con el diario El Observador, Ramón Méndez, director nacional de Energía de Uruguay, dijo: “Esta no es la primera vez que, ante un déficit importante en Argentina, Uruguay ha enviado volúmenes muy importantes de energía respecto a su sistema”.

Según indicó Infobae, curiosamente, el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, aseguró ayer que el país no tenía problemas de generación de energía, aunque reconoció que durante este verano aumentará el número de cortes eléctricos, justificando que será por el “mayor consumo”.

“Este verano vamos a estar 1500 megavatios arriba del verano anterior (en consumo) y la posibilidad de cortes se va a incrementar, por mayor demanda”, manifestó.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA