Compartilo:

La cadena láctea, como la de la carne, no pasa su mejor momento en cuestión de ventas. Son productos que tuvieron un primer semestre 2019, en comparación con el mismo período de 2018, con caídas en el nivel de ventas.

De esta forma lo advierte el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA) en un estudio de reciente publicación para el período que abarca de enero a junio de este año.

Los datos son contundentes: las ventas en góndola bajaron un 12% en volumen de productos elaborados y bajó la demanda de la agroindustria un 9,1% en litros de leche equivalentes(litros de leche cruda necesarios para producir esos productos)

Asimismo, se desprende que los rubros que mayor caída presentaron son los de mayor valor agregado, como leches no refrigeradas (UAT – cartón), saborizadas, yogures, flanes y postres y quesos procesados. 

De acuerdo a OCLA, las consultoras de mercado, pronosticaban, hasta las elecciones primarias, un incremento del 0,5% para el segundo semestre. Sin embargo, ahora, están recalculando su proyección y esperan ver el progreso de los precios de los materias primas versus el poder adquisitivo de los consumidores.

Continuando con el análisis, el Observatorio extrapola los datos para el segundo semestre y establece que el consumo anualizado 2019 alcanzaría los 182 litros de leche per cápita, lo que representaría una caída del 4,3% respecto a los 190 litros del año 2018. De cumplirse el vaticinio, sería el quinto ciclo de baja en el consumo por habitante desde el 2015.

Fuente: Infocampo

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA