Compartilo:

Las previsiones de las encuestadoras resultaron equivocadas, algunas con enormes márgenes de diferencia en relación con los números del escrutinio de las primarias abiertas que ayer marcaron el triunfo de Alberto Fernández.

Sus errores volvieron a quedar a la luz en el contraste con la realidad, como ocurrió con otras elecciones en la Argentina e incluso en definiciones cruciales de otros lugares del mundo, como los comicios de Trump en Estados Unidos o el referéndum sobre el Brexit en el Reino Unido.

Con diferencias que iban desde los 7,9 puntos hasta prácticamente un empate, los últimos sondeos difundidos en el país por las empresas de opinión pública resultaron incapaces de anticipar el desenlace de las PASO de ayer.

El escrutinio exhibió una diferencia de unos 15 puntos de la fórmula kirchnerista por encima de los candidatos del Gobierno. Ninguna encuestadora lo había pronosticado.

En los últimos sondeos, la mayor diferencia a favor de la fórmula integrada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner había sido difundida por la firma Federico González y Asociados, que le daba 44,8%, es decir, con una diferencia de 7,9 por encima de Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto. El sondeo llegaba a sus conclusiones con la proyección de indecisos. Era la encuestadora que le daba mayor margen de ventaja.

El resto de las empresas auguraban diferencias todavía menores.

En el extremo de los mayores contrastes, las firmas Real Time y CIGP prácticamente pronosticaban un empate entre el Frente de Todos Juntos por el Cambio.

La primera consultora preveía una diferencia de apenas un punto (39% a 38%) y la segunda, aún menos, de apenas 0,5% (41,2% a 39,2%).

La firma Management & Fit auguraba un 41,2% para el Frente de Todos y 39,2% para Juntos por el Cambio.

Las mejores perlitas de las PASO

Sin proyectar indecisos, la encuestadora Opinaia en su último corte otorgaba a Alberto Fernández 39,2% y a Mauricio Macri 36,1%. Una diferencia de apenas 3,1%.

Por su parte, Synopsis, con proyección de indecisos, preveía que Fernández llegaría al 42,3 y Macri al 38,4, es decir, 3,9% de ventaja para la fórmula del kirchnerismo.

La firma de Raúl Aragón preveía 42,2% para Fernández y 35,9% para Macri, con 6,3% de diferencia.

Oh!Panel, a su vez, pronosticaba que Fernández alcanzaría el 41% y Macri 35%, con una diferencia a favor del primero de 6%.

Ninguna acertó los resultados.

Fuente: La Nación 

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA