Compartilo:

La decisión surge luego de que los organizadores plantearan ante autoridades del Gobierno provincial la necesidad de relocalizar el evento, que sigue creciendo en cuanto a magnitud y convocatoria. 

Fiesta (10)

El ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, fue quien avanzó en las gestiones que permitieron definir un nuevo lugar, de lo cual resultó que la próxima edición de la Fiesta de Disfraces se traslade a un predio ubicado en Colonia Avellaneda, a 15 kilómetros de Paraná.

La semana pasada, en una reunión con el intendente de Colonia Avellaneda, Edgardo Dellizzotti, comenzó el trabajo organizativo y logístico de cara al megaevento organizado por el grupo LBP (La Banda del Palo).

La Fiesta de Disfraces surgió en 1999 como el festejo de cumpleaños de un grupo de amigos. A lo largo de los años fue creciendo en magnitud, infraestructura y creatividad y hoy constituye uno de los eventos de mayor convocatoria de la región. Cada año llega gente de todo el país y también del exterior para participar de la que es considerada la fiesta de disfraces más grande de Latinoamérica. En distintas locaciones, se realizó desde el inicio de forma ininterrumpida, en el mes de agosto de cada año. La edición 2014 será la número 16.

El año pasado la fiesta se realizó en un predio ubicado en la intersección de las avenidas Don Bosco y Circunvalación, en Paraná, y convocó a alrededor de 50 mil personas. Desde entonces, los organizadores comenzaron a buscar un espacio más amplio, con mejores posibilidades de despliegue, acceso y estacionamiento.

“Estamos dando una solución a los organizadores, que veían limitado su crecimiento en razón de que todos los espacios les han ido quedando chicos. A la vez, es una oportunidad fenomenal y un lindo desafío para Colonia Avellaneda, ya que esto constituye una palanca de desarrollo y de vida para todo el pueblo, que va a estar en el foco del país por este evento que se viene consolidando como uno de los más importantes de la provincia”, comentó Báez durante el encuentro en el Municipio.

Los organizadores, por su parte, agradecieron las gestiones y ya comenzaron a trabajar con los gobiernos provincial y local para, en esta primera etapa, realizar un diagnóstico del lugar y determinar necesidades de adecuación e infraestructura, siempre con un esquema de trabajo de cooperación entre públicos y privados.

“La idea que tenemos desde hace tiempo es la de conseguir un lugar en el que se puedan hacer las obras necesarias para realizar la fiesta durante algunos años. Eso nos permitiría optimizar los beneficios de la realización de la fiesta para la comunidad y minimizar algún tipo de impacto negativo, detectándolo previamente. La idea es que la ciudad aproveche”, comentaron los integrantes de LBP

Estacionamiento, accesos, venta ambulante, alumbrado y preparación del terreno fueron algunos de los temas que se abordaron en el encuentro, en el que también se habló de la posibilidad de que el tren estatal que une Colonia Avellaneda con Paraná se habilite especialmente el día de la fiesta con viajes temáticos y más frecuencias para trasladar a la gente hasta el predio. (Fuente: APFDigital)

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA