Compartilo:
Este lunes se llevó a cabo un nuevo bloqueo epidemiológico por un caso de dengue en la zona de la terminal de ómnibus (Alsina, Churruarin, Antártida Argentina y Brasil).

Tal como establecen los protocolos sanitarios, se fumigaron en áreas de ocho manzanas a la redonda, teniendo como centro la vivienda de la persona a la que se le diagnosticó la enfermedad. Una brigada municipal de fumigadores, más médicos y enfermeros recorrieron cada casa pidiendo autorización para ingresar y fumigar el lugar, descacharrizar los patios y difundir información preventiva.

Se trata de una mujer de más de 60 años oriunda de Paraná. Se investiga si se trata de un caso autóctono o importado dado que la persona tuvo antecedente de viaje a Santa Fe a una ciudad que no tiene circulación viral confirmada.

Rodolfo Emery, director general de programas especiales de la Municipalidad de Paraná, detalló que “todo apunta a que estamos frente a un caso autóctono, teniendo en cuenta que en la zona donde vive la paciente hay personas en tránsito permanentemente y posiblemente se haya tratado de una persona enferma que haya estado en la ciudad”.

Cuando una persona es picada por un mosquito infectado y contrae la enfermedad, los síntomas tardarán unos cuatro días aproximadamente en aparecer.

Los principales síntomas del dengue:

Fiebre alta (sin resfrío)
Dolor detrás de los ojos, muscular y de las articulaciones
Náuseas y vómitos
Cansancio
Sangrado de nariz y encías
Erupción en la piel
Frente a estos síntomas es importante no automedicarse y acudir al médico.
No tomar aspirinas, ibuprofeno ni aplicarse inyecciones intramusculares porque puede complicarse la enfermedad.

¿Cómo podemos prevenirlo?

Hay que evitar las aguas estancadas alrededor de la casa.
– Reemplazar el agua de los floreros por arena húmeda.
– No dejar agua estancada en las macetas.
– No dejar acumular agua en cubos y baldes, hay que darles la vuelta.
– Usar repelentes para mosquitos, sobre todo en las tardes y en la noche.
– Colocar mosquiteros y asegurarse de que no esté roto.
– Mantener el cesto de la basura bien tapado.
– Colocar plantas o productos que impidan la reproducción o llegada de mosquitos a la casa.
– El alcanfor se puede usar como repelente, su fuerte aroma los ahuyenta y no permite que se reproduzcan dentro de la casa.
– No almacenar llantas, botellas, tapas o cualquier otro elemento que pueda almacenar agua por más pequeño que sea, además si en la casa hay tanques para almacenar agua para el consumo este debe permanecer tapado y se debe lavar por lo menos una vez a la semana, de esta forma se evita que los mosquitos se reproduzcan y tengamos que lamentar un brote de dengue en nuestra casa y sus alrededores.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA