Paraná: concejal opositora cobra casi lo mismo que la presidente

298

Se trata de la polémica Adriana Torner, que maneja mensualmente $40.000. La presidente de la Nación cobra $48.000 de bolsillo con responsabilidades bastante diferentes. Tiene familiares de asesores pero aseguró que donan el sueldo.

Concejal

Entre los 16 mil pesos de salario y más 24 mil pesos de módulos, la edil radical paranaense Adriana Torner recibe 8.000 pesos menos que la Presidente de la Nación con responsabilidades bastante diferentes –sin menospreciar el papel a priori de un concejal. El dato de los 40.000 pesos no es menor teniendo en cuenta que los concejales opositores reciben menos que los oficialistas.

Según difundió días atrás la Secretaría General de Presidencia a través de su página web, Cristina Fernández percibe un sueldo bruto de 79.005 pesos y en mano, con descuentos, 48.366 pesos.

Torner reconoció además que tiene como asesores a sus padres y a su hermano aunque aseguró que donan sus sueldos de entre 1500 y 2000 pesos cada uno (que surgen de los 24.000 destinados a módulos) a hospitales y a personas que van a su oficina a pedirle ayuda, según expresó en declaraciones a Lt14.

La legisladora municipal es conocida por sus insólitos proyectos. La concejala radical Adriana Torner presentó en el Concejo Deliberante de Paraná un proyecto de ordenanza para impedir que los maniquíes se exhiban desnudos en las vidrieras.

La edil consideraba que la desnudez “del cuerpo humano” que asemejan los maniquíes “perturba a transeúntes y clientes de los locales comerciales”.

También impulsó realizar un homenaje en el recinto a 100 años del hundimimiento del Titanic, otro para saludar al presidente y al secretario del Concejo Deliberante por sus cumpleaños, y un homenaje al juego de azar Prode, en honor a su creador Francisco Manrique. Sin embargo, negó haber tenido intención de presentar un proyecto sobre turismo sexual o haber impulsado un homenaje por la “Semana de la Dulzura”.

Torner admitió que contrató a sus padres y a su hermano como asesores en el Concejo Deliberante. “No lo niego, contraté a mi familia, gracias a eso puedo hacer donaciones”, expresó. Y sostuvo: “Yo no vivo de la política y mi familia tampoco, ellos no necesitan ese dinero para vivir”. Torner dijo que el dinero que perciben sus padres se destina a hospitales y a personas que van a su oficina a solicitarle ayuda.

Respecto a las críticas que recibió por esas iniciativas, Torner dijo que no le molesta y lamentó que no se hayan tratado otros proyectos como el que exige a los supermercados contar con personal capacitado para ayudar a personas no videntes, otra iniciativa que fue aprobada y que aún no se puso en marcha que propone la instalación de una sala de primeros auxilios en la Terminal de Ómnibus y otra que tampoco se cumple es la que establece que los colectivos deben contar con rampas de acceso.

Fuente: Informe Digital

COMENTÁ LA NOTA