Compartilo:

Se lo presenta como “la disco más imponente del Litoral”. Estará ubicada en uno de los ingresos a la Capital Provincial, al lado de una antena de telefonía celular y el Estadio Único, que hasta el momento no se construyó. 

boliche1

Ahí, justo al lado, se levanta una antena de telefonía celular de la empresa Claro, una antena que en julio de 2012 la Municipalidad de Paraná pretendió impedir que se instale. No lo consiguió: la antena sigue allí, erecta.

Es en el acceso Norte a Paraná, frente a la capilla Santa Rita, cerca del cruce con el ingreso al Parque Industrial, calle Héctor Maya. La antena está ahí, todavía, a pesar de la pretensión oficial. “El Estado municipal instó a una empresa para que desista en la instalación de una nueva antena de telefonía celular en el Acceso Norte de la capital. En la ciudad está prohibido que se erijan estructuras y antenas para la trasmisión de radiofrecuencia de telefonía celular”, anunció entonces el gobierno municipal.

Enfrente a la antena de Claro, como se dijo, está la capilla Santa Rita, un templo que mandó levantar la esposa del intendente fallecido Humberto Cayetano Varisco, que casi no tiene actividad; cerca de esa capilla, están los restos de la Escuela Granja, que la intendenta Blanca Osuna mandó cerrar, para que allí, en esos terrenos que lindan con el parque hortícola, se levante el Estadio Único de Paraná.

El Estado Único, otro tema. Hace un año y medio se anunció su construcción. Nada pasó. Nada se sabe. Aunque el anuncio, como suele suceder, fue con mucho alarde; que tendría capacidad para 35 mil personas, que costaría 1.000 millones de pesos, y que el momento era este, según se apresuró a decir el gobernador Sergio Urribarri en aquel acto a toda orquesta que se realizó en junio de 2012 en el Teatro 3 de Febrero. Ni este ni otro: no hubo momento para el Estadio Único.

Entonces, frente al Estado Único que no existe, al lado de la antena que pretendieron prohibir, pero que no, ahora se levanta a prisa una construcción curiosa: una especie de domo, similar a un templo religioso, y construcciones más pequeñas alrededor, formando un cuadrado, en un bajo al costado del Acceso Norte, en zona donde ahora se ensancha la ruta, para convertirla en doble vía.

Ahí, el 14 diciembre, eso que ahora es obra inconclusa, se habilitará como boliche para miles. Dicen que tendrá capacidad para mil autos estacionados, y para muchas más personas. Ya tiene nombre de temporada: se llamará “Summer”.

Y se lo presenta así. “La disco más imponente del Litoral abre las puertas para ofrecerte la mejor movida nocturna. Algo ideado y pensado para vos, todo lo que alguna vez te imaginaste en un solo lugar, el mega boliche es una promesa para que las mejores noches de este verano sean perfectas”.

Tendrá, anuncian, tres pistas, tres espacios, tres estilos, un vip para 400 personas, juegos mecánicos de última generación, restó temático, heladería temática, un drugstore abierto las 24 horas, y “20.000 watts de sonido combinados con la más avanzada tecnología en iluminación, pantallas gigantes, láser, sistema de led, efectos especiales, mapping 3D”.

Todo eso al costado de una ruta que está en obras, y por donde, además, se está trabajando en el tendido de líneas de energía que debieron ser reubicadas por el ensanche del Acceso Norte, publicó el sitio Entre Ríos Ahora.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA