Compartilo:

Durante la vigilia de Pentecostés el Papa afirmó que “nos preocupamos de los bancos mientras la gente se muere de hambre”.

papa

“Esta es una crisis del hombre, que destruye al hombre” y se están preocupando “por los bancos y no por las familias que se mueren de hambre”, tajante el Papa Francisco habló así del colapso económico, pero también de un derrumbe humano.

“En la vida pública, política, si no hay ética, todo es posible (…) Leemos en los diarios cuánto daño hace a toda la humanidad la falta de ética en la vida pública”, afirmó durante la vigilia en la Plaza de San Pedro con los movimientos eclesiales allí, frente a unas 200 mil personas.

“Las inversiones que hacen caer los bancos son una tragedia; si las familias están mal y no tienen qué comer, no importa: ésta es nuestra crisis de hoy”, acotó con ironía el Papa argentino. “La Iglesia pobre para los pobres está en contra de esta mentalidad”, disparó.

Miembros de los movimientos Focolares, Comunión y Liberación, Camino Neocatecumenal, Legionarios de Cristo y Emmanuel, entre otros, llegaron al Vaticano de todo el mundo para participar en este gran encuentro de Pentecostés organizado en el marco del “Año de la Fe” por el ministerio para la Nueva Evangelización, creado en 2010 por Benedicto XVI.

El obispo Salvatore Fisichella, que dirige el ministerio para la Nueva Evangelización, definió a estos movimientos religiosos como “uno de los frutos más evidentes” del Concilio Vaticano II (1962-65).

El Papa celebró este domingo la misa de Pentecostés en presencia de los participantes en este encuentro en la explanada de la basílica de San Pedro. (Fuente: Perfil).

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA