Opinión: Ni Mirtha ni Cristina

341

De la “Dictablanda” actual al “Estado predemocrático” antes de la era K. Dos divas que agitan la grieta. 

(*) Por Germán Angeli

0720_cfk_mirtha_g_ced.jpg_1853027552

Mirtha Legrand dejó a más de uno sus invitados con la comida en la boca: “Cristina es caprichosa, autoritaria y dictadora”, dijo la diva de los almuerzos cuando el periodistaLuis Novaresio -que ya es hora de que tenga su propio programa de televisión- le pregunto si podía decir abiertamente su opinión sobre la Presidenta.

“Claro que puedo. Soy una ciudadana más y pago religiosamente mis impuestos. Una fortuna. ¿Qué me van a hacer? ¿Me van a censurar?”, añadió la Chiqui. Las declaraciones fueron explosivas. El propio Novaresio le dijo que compartía las críticas que le hacía al Gobierno pero que “una Dictadura implica la ausencia total del Estado de derecho”. La diva insistió: “Bueno, una Dictablanda“, replicó. A Mirtha no le gusta que la contradigan.

Una semana antes, cuando se difundió la entrevista con New Yorker, Cristina se comportó como una diva al acondicionar un linving en Olivos para filmar la nota. Hasta el propio reportero destacó en su texto final la coquetería K: “Además de Presidenta soy mujer”, le dijo CFK. En ese reportaje, la mandataria calificó a todos los gobiernos previos a la era K como “predemocráticos”. ¿Qué es eso sino un eufemismo para hablar de Dictadura o Dictablanda?

La Presidenta voló de un plumazo los más de 30 años de Democracia desde la época de Alfonsín en adelante. Para Cristina, a Néstor “lo llevó a impulsar, y ser apoyado por el Poder Legislativo y luego por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en esta política de declarar la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, y proceder precisamente a inaugurar una etapa democrática en la Argentina. Porque lo anterior era predemocrático. Era absolutamente predemocrático una sociedad que había sancionado leyes que exculpaban a quienes habían producido el terrorismo de Estado”.

Poco se escuchó decir sobre las declaraciones de la Presidenta. Seguro esta semana habrá un capítulo especial en 678 para atacar a Mirtha. No la estoy defendiendo. Simplemente sería bueno que con el mismo peso cuestionen a La Jefa. Aníbal, si a Mirtha la afectó la edad, ¿qué se le pasó por la cabeza a Cristina? No conteste. A CFK tampoco le gusta que la contradigan.

Alfonsín, Menem, De La Rúa y Duhalde son periodos de nuestra Democracia. Cristina fue electa para diversos cargos durante esos mandatos. Si ella fue parte de esos gobiernos,fue cómplice de un Estado “predemocrático”.

Dos divas en pugna, que sólo profundizan la grieta. Afortunadamente, ni Cristina ni Mirtha tienen razón.

(*) Editor General de Pefil.com. En Twitter: @germanangeli

COMENTÁ LA NOTA