Compartilo:

En el marco de los operativos de fiscalización que realiza el Ministerio de Trabajo de la provincia en establecimientos de la industria maderera, inspectores de Policía del Trabajo y de la División Higiene y Seguridad, efectuaron controles laborales y de las condiciones de seguridad e higiene en 35 aserraderos. “Continuamos con las acciones en toda la provincia en pos del trabajo decente y de su dignificación, tal como lo hacemos desde el inicio de la gestión de manera ininterrumpida”, afirmó el ministro de Trabajo, Guillermo Smaldone.

ministerio

Inspectores del Ministerio de Trabajo de Entre Ríos efectuaron relevamientos en 35 aserradores y verificaron la situación laboral de 161 trabajadores, de los cuales el 30 por ciento no estaba registrado. En tal sentido, Smaldone señaló que esta irregularidad “no sólo repercute en los aportes a la obra social y la futura jubilación del trabajador, sino que también, en la mayoría de los casos, lo deja sin cobertura de una Aseguradora de Riesgos de Trabajo”.

Apuntó por otra parte que “la industria de la madera se encuentra entre las 10 actividades con mayor índice de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, por lo que la contratación de una ART por parte del empleador resulta fundamental para prevenir accidentes, efectuar los exámenes médicos periódicos de los trabajadores y brindar asesoramiento y asistencia técnica a los empleadores y a sus trabajadores en materia de prevención de riesgos del trabajo”.

Luego indicó que “es frecuente que la población tolere el trabajo no registrado, en virtud de priorizar el puesto de trabajo; sobre todo porque se presume que el reclamo pone en riesgo la continuidad de la retribución salarial”, tras lo cual advirtió que dicha situación influye en la precarización del sector.

“Desde el Ministerio, a través de las inspecciones que continuaremos efectuando, ya sea por oficio o ante denuncias, buscamos defender los derechos de los trabajadores, como así también asesorar a los empleadores acerca de cómo puede regularizar la situación de sus empleados y brindarles un ambiente de trabajo decente y seguro, teniendo en cuenta que de esa forma su industria o emprendimiento crecerá conforme a lo establecido por la ley, evitando así sanciones o conflictos legales, y por sobre todas las cosas que el empleador esté fomentando la inclusión social”, afirmó Smaldone.

Finalmente, el ministro de Trabajo informó que en todos los casos en que se detectaron incumplimientos a la ley laboral “los inspectores labraron las respectivas actas de infracción, sin perjuicio de ejercer la función educativa”, y en ese sentido, agregó que “se instruyó a los trabajadores sobre sus derechos y respecto de lo que pierden al no estar blanqueados, y a su vez, se informó a los empleadores sus obligaciones y las facilidades para la registración de los sistemas modernos”.

Por otra parte, además de los casos de trabajadores sin registrar correctamente, se detectaron irregularidades en las condiciones de seguridad e higiene de las instalaciones y procesos de trabajo. Inspectores de la División Higiene y Seguridad del Ministerio de Trabajo de la provincia informaron que, además de haber suspendido algunos trabajos que se efectuaban con máquinas por no contar con las protecciones adecuadas, en uno de los aserraderos se pasó a labrar acta de obstrucción por 25 trabajadores a los que la patronal les dio orden de retirarse al momento de la inspección.

Las infracciones más comunes que se detectaron fueron la falta de ropa adecuada, de elementos de protección personal necesarios para el trabajador y matafuegos, y ,fundamentalmente, la ausencia de una Aseguradora de Riesgos de Trabajo (ART), por lo que los inspectores de la cartera laboral dialogaron con los encargados de los aserraderos con el objetivo de poder asesorarlos acerca de la necesidad de mejorar su situación para poder brindar a los trabajadores condiciones laborales dignas y seguras.

Luego de informarlos acerca de las normas que legislan la actividad laboral, haciendo hincapié en las referidas a las condiciones reglamentarias de higiene y seguridad, los inspectores se pusieron a disposición de los propietarios para evacuar cualquier tipo de consulta en el proceso de regularización de su empresa, previa intimación del Ministerio a mejorar las condiciones laborales.

Impacto en la salud 

Durante los procesos de trabajo con madera, los trabajadores realizan esfuerzos físicos que comprometen su zona lumbar, tanto en el momento de la carga sobre la mesa y el corte como en el de recepción y pase de la madera. Además se encuentran expuestos a los riesgos de desprendimientos de partículas de madera o expulsión de residuos como astillas, cortezas o aserrín ante el uso de sierras.

Tal como indica un informe realizado por la Superintendencia de Riesgos de Trabajo de la Nación, además de los riesgos específicos de cada proceso, deben tenerse en cuenta los factores de riesgo asociados a las posturas que adaptan los trabajadores para realizar su tarea. También los trabajadores están expuestos a problemas auditivos, respiratorios y de visión, y a daños de las extremidades si no cuentan con la protección personal adecuada.

Datos 

La industria de la madera comprende múltiples y disímiles procesos de trabajo, desde la tala de árboles hasta la producción de cajones, materiales para la construcción, pisos e incluso muebles, atravesando para ello varios procesos intermedios. Las tareas representan riesgos para la salud y seguridad de los trabajadores, los cuales varían según los puestos de trabajo y las condiciones generales de los establecimientos productivos.
Entre el proceso de trabajo consistente en la extracción de la madera y aquel que la modifica para su uso industrial se encuentran los aserraderos que reciben el insumo forestal y lo transforman para enviarlo al sector que ensambla las distintas partes o le da forma al producto terminado.  (Prensa Ministerio de Trabajo)

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA