Martínez Garbino: “Unión por Entre Ríos se termina el 27 de Octubre”

291

Consideró que los temas que más preocupa a la gente son la inflación y la seguridad.

Emilio-martinez-garbino-620x411Si se analizan todos los diputados provinciales e intendentes entrerrianos que asumieron con Jorge Busti, hoy están todos alineados con el oficialismo. ¿Por qué con Unión por Entre Ríos sería diferente? El ex intendente de Gualeguayhú, Emilio Martínez Garbino, consideró que Unión por Entre Ríos “es un proyecto que termina el 27 de octubre” aunque contó que se está conversando para el 2015, pero que no se tiene nada definido. En ese marco, apuntó contra el oficialismo y señaló que “hasta ahora se ha manejado en el concepto de que al ser mayoría puede hacer lo que se le plazca”. Dijo estar “casi seguro de que Unión por Entre Ríos le arrebatará la banca en el Senado a la UCR” y afirmó que “las viejas estructuras partidarias han quedado obsoletas y hoy están vaciadas de contenido”. Consideró que los dos temas que más preocupa a la gente “son seguridad e inflación” y que los candidatos de su espacio “tienen propuestas” para tratar dichas problemáticas. Emilio Martínez Grabino fue un factor clave para la conformación de Unión por Entre Ríos, la alianza electoral que reúne al sector de Jorge Busti, al Nuevo Espacio y al PRO con la candidatura de Alfredo de Ángeli para senador nacional. En el diálogo que mantuvo con El Argentino analiza el proceso electoral de cara al 27 de octubre y confiesa que Unión por Entre Ríos es un proyecto que por el momento se agotará en esa experiencia, aunque se está conversando para el 2015 a pesar de que no se tiene nada definido.

-Unión por Entre Ríos es un proyecto que termina el 27 de octubre, porque no hay que pensarlo como algo que se proyectó para más allá del 2013. Sí nos hemos juntado en una misma mesa porque compartimos la misma necesidad de ponerle fin a un proceso que después de diez años se encuentra agotado.

-¿Está agotado para quién, porque el kircherismo sigue siendo mayoría y tiene representación en todos los distritos?

-Más allá de los aciertos y errores del gobierno, diez años en la política Argentina es mucho tiempo, cuando una semana puede ser una eternidad. Por eso hay que ponerle un límite y fijar las condiciones para garantizar el futuro. Y ese es el caso de Unión por Entre Ríos para esta provincia. Por eso este ir caminando juntos, permite derrumbar obstáculos y se va ganando en confianza para continuar fortaleciendo este espacio luego de las elecciones de octubre. Estamos hablando para el 2015, pero mentiría si dijera que ya hay algo acordado. Lo que está claro es que debemos poner un límite al modelo K, para recuperar y darle mayor contenido a la democracia, dado que el autoritarismo nunca es positivo.

-Teniendo en cuenta que es una elección legislativa, ¿el límite del que habla es una cuestión de mayoría parlamentaria o de propuesta de fondo?

-El oficialismo hasta ahora se ha manejado en el concepto de que al ser mayoría puede hacer lo que se le plazca. Esto no hace a la democracia. Democracia es escuchar al otro, respeto por la minoría y no se trata de ponerse de acuerdo en todo pero sí de encontrar los consensos necesarios para avanzar y para ello se requiere pluralidad.

-¿Entonces hay que formular propuestas, de otro modo de qué manera piensan lograr la adhesión de la ciudadanía?

-Por supuesto que hay que hacer propuestas para que los ciudadanos elijan sus opciones. Pero hay que convenir que en los últimos años de la Argentina, las propuestas no han logrado una exposición pública para que la gente pueda visualizar otras perspectivas. Por eso se imponen mayorías sin debate previo. Los dos temas que más preocupa son seguridad e inflación y nosotros tenemos propuestas.

-Unión por Entre Ríos, conformado mayoritariamente por justicialistas o peronistas, puede darle un duro golpe al radicalismo, porque por primera vez en la historia el centenario partido podría quedarse sin una banca en el Senado. ¿Cómo trabajar la pluralidad política en ese contexto?

-Estoy casi seguro que Unión por Entre Ríos le arrebatará la banca en el Senado a la UCR. Estoy convencido que las viejas estructuras partidarias han quedado obsoletas y hoy están vaciadas de contenido. Por eso se conforman fuertes corrientes de opinión y que más tarde o más temprano encontrarán un nuevo formato partidario, incluso con los viejos nombres, pero con una dinámica nueva. Sigo sosteniendo que es necesario dar de baja todas las afiliaciones partidarias y comenzar de nuevo desde cero.

-De acuerdo a la fotografía de las PASO, Luis Leissa, del Nuevo Espacio, no ingresaría como diputado nacional. ¿Cuál es la ganancia de su sector?

-Primero quiero decir que Luis Leissa es un excelente candidato y sería un error que no pudiera ingresar a la Cámara Baja. Y lo segundo, es que el proceso electoral que se está viviendo cumplió un cometido para la oposición antes del 27 de octubre. Porque el tema que prevalece o concentró la atención era evitar la reforma Constitucional y las PASO descartó esa posibilidad. Y el tema de interés a nivel nacional es saber qué diferencia sacará Sergio Massa en la provincia de Buenos Aires y Mauricio Macri en Capital Federal.

-¿Y en Entre Ríos?

-No habrá mayores diferencias, más allá de algunos puntos que puedan sacar el oficialismo, nosotros o la UCR. Por eso de alguna manera esta campaña ya perdió atractivo. Por eso todos miran lo que pasa en Buenos Aires y en Capital Federal, porque además ahí se juegan proyectos presidenciales. (Fuente: Análisis Digital)

COMENTÁ LA NOTA