Compartilo:

El jefe de Gabinete explicó que un funcionario diocesano cobra $46.800 mensuales, mientras que uno auxiliar percibe $40.950.

En la sesión informativa en Diputados, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, respondió sobre el presupuesto destinado a pagar los salarios de los obispos de la Iglesia. El funcionario detalló que este año la suma asciende a más de 130 millones de pesos.

Peña debió responder sobre la financiación de la Iglesia.

Según reveló el funcionario, un obispo diocesano cobra $46.800 mensuales, mientras que un obispo auxiliar percibe 40.950 mil pesos, al igual que uno emérito. (TN)

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA