Los ‘piropos’ entre Cristina Kirchner y Urribarri

317

La mandataria nacional y el gobernador entrerriano intercambiaron elogios en el acto por el bicentenario de Paraná. El jefe del Ejecutivo provincial le expresó que es “un gobernador que no conoce de ambigüedades”. Cristina lo destacó como un leal en momentos difíciles.

urr

Cristina Fernández de Kirchner estuvo en Paraná en el acto del Bicentenario. Ante una multitud habló de todo, hizo referencias a la justicia y destacó el rol de Sergio Urribarri “en los momentos más difíciles”.

En sus respectivos discursos, Cristina Kirchner y Urribarri intercambiaron elogios de todo tipo. A su tiempo, el Gobernador de Entre Ríos, comenzó expresando “su orgullo” por la visita de la presidente. “Para mí, es un honor y alegría enorme compartir el Bicentenario y que usted engalane esta fiesta”, abrió Urribarri dirigiéndose a Cristina.

Luego agregó que “es una honor, ser parte bajo su conducción, de la recuperación de Paraná y de toda la provincia. Las acciones de su gobierno permiten a los entrerrianos volver a soñar”.

En la misma línea, el mandatario provincial hizo un repaso de la historia de la provincia: “en medio de luchas internas fue en Entre Ríos donde floreció la idea de un país republicano y federal organizado a través de una Constitución”.

En ese sentido destacó la figura de Gervasio Artigas, como prócer de la Banda Oriental. “Me siento orgulloso por ser protagonista por la cooperación entre el gobierno Nacional, el Estado Provincial y Municipal”, siguió el jefe del Ejecutivo entrerriano., al tiempo que añadió un agradecimiento a la mandataria nacional “por todas las obras”.

Asimismo, Urribarri resaltó al ex presidente Néstor Kirchner y a la continuidad del proyecto político por CFK: “la política de Estado que en la gestión de Néstor y que siguió con Usted son las trazos orientadores que marcan un cambio de época en la Argentina. Política de Estado que permite tener derechos humanos, más inclusión y acceso a los bienes culturales”.

“Este gobernador no conoce de ambigüedades”
Más adelante, Sergio Urribarri le manifestó a la presidente : “quiero decirle algo que quizá es obvio: este gobernador que no conoce de ambigüedades. Que jamás va a ir por el medio, la va a acompañar junto con la mayoría del pueblo entrerriano para seguir transformando la Argentina”.

Acto seguido, agregó: “sé que Usted lo sabe pero por las dudas, que un distraído en otro lugar del país no piense que aquí la mayoría del pueblo no va a seguir apoyando las transformaciones que Néstor inició y Usted continuó. Lo vamos a hacer porque nos gusta jugar fuerte, y porque somos agradecidos”.

A su tiempo la presidente Cristina Kirchner, tomó la palabra y se dirigió al público afirmando que antes de 2003 “Entre Ríos era una provincia devastada en un país devastado”. Y luego dijo que en el kirchnerismo “estamos hecho de otra pasta, para encarar los problemas para zambullirnos y resolverlos. Para eso fuimos moldeados”.

“Siento que hemos cumplido muchos sueños”, continuó CFK para luego referirse al proyecto para construir el puente que irá Santa Fe y Paraná y lanzó una ironía: “espero que el puente no se llame Bonfatti-Urribarri. No los voy a dejar porque hay gente que se enoja cuando le quieren poner el nombre de alguien. Mirá lo que pasó el otro día me entere que querían ponerle mi nombre a un estadio, y se armó un lio bárbaro”.

En esa línea dijo que “la mejor memoria es la que está en el corazón de la gente y el pueblo. Nombre de calles, avenida y escuelas, tiene todos en este país desde los buenos a los malos, pero lo importantes es que cuando alguien te nombre se le escape una lagrima pensando que algo hiciste”.

En otro tramo de su discurso Cristina Kirchner hizo hincapié en la historia Argentina y el lugar de la provincia. “Esta bandera de Entre ríos, cruzada por una banda roja símbolo de Artigas, vivo en la tierra entrerriana. Ese Artigas que quería ser argentino y no los dejamos, carajo”, dijo efusiva la mandataria.

La lealtad
Enseguida, CFK, rememoró los días del conflicto con el campo y destacó el acompañamiento de Urribarri en ese momento: “vivimos en episodios duros que nos tocó sobre todo en la provincia de Entre Ríos y si algo tengo que agradecerte gobernador, es la lealtad en el momento más difícil que nos tocó vivir como gobierno nacional. La lealtad cuando todo va lindo y va bien es más fácil, cómoda y segura. La lealtad en los momentos de soledad es más difícil y valorable, pero también tenemos que aprender de este episodio quiénes fueron los que ganaron y quiénes perdieron. Muy pocos y poderosos ganaron”, resaltó.

Las elecciones tocan a la puerta
Por otra parte, la mandataria nacional reiteró críticas a la oposición a la que calificó como un “rejunte para ganar una elección”.
“Cuando uno es legislador, senador, diputado, acompaña un proyecto de país y no es sólo un rejunte de gente para ganar una elección. La elección es un día pero gobernar se gobierna los 365 días del año. Y necesitamos hombres y mujeres en nuestras Cámaras que comprendan las dificultades de un mundo cada vez más hostil. Uno prende el televisor, abre las páginas de un diario y ve lo que está pasando en el mundo. Vemos un escenario difícil entonces en necesario ejercer las necesidades institucionales no siguiendo la música y la partitura que ponen los medios hegemónicos, sino con la batuta del pueblo”, se explayó.

A continuación lanzó nuevamente declaraciones entorno a la elección por el Consejo de la Magistratura: “cómo no se puede estar de acuerdo en que la gente vote para que elijan a los órganos políticos que conducen al poder judicial de la Nación. Cómo no se puede estar de acuerdo en que tenemos que defender nuestras reservas y divisas para que nuestra industria pueda seguir importando los insumos básico para seguir industrializando al país y dando trabajo”.

Fuente: Informe Digital.

COMENTÁ LA NOTA