La Presidente pidió la mediación de Francisco con Inglaterra por Malvinas

306

Luego de almorzar con Jorge Bergoglio, la Presidente informó que pidió la mediación del Sumo Pontífice para que Gran Bretaña se siente a dialogar sobre la soberanía. Además, la jefa de Estado agradeció la invitación que le realizó el Papa porque “marca su sencillez”.

crispap

 

Luego de muchas anécdotas y muchas cuestiones que tienen que ver con la Argentina, abordamos un tema que es muy sentido para nosotros. Le pedí su intermediación para lograr diálogo con Gran Bretaña por la soberanía de las Islas Malvinas“, declaró Cristina Kirchner ante periodistas luego del encuentro en el Vaticano con el Papa Francisco.

La jefa de Estado recordó la mediación papal de 1978 cuando los gobiernos de facto de la Argentina y Chile se enfrentaron por el Canal de Beagle y resaltó que ahora la cuestión es mucho más sencilla por la presencia de gobiernos democráticos.

“Ahora estamos ante una posibilidad democrática mucha más favorable. No hay peligro de una contienda bélica, más allá de la militarización del Atlántico Sur. Lo único que pedimos es que se cumplan las resoluciones de la Naciones Unidas para sentarnos a dialogar. Es lo único que le pedimos al Santo Padre, aseguró Cristina Kirchner.

Cristina Kirchner resaltó el gesto del Santo Padre de haberla invitado al que fue su último almuerzo antes de asumir formalmente como Papa, algo que marca su sencillez, indicó.

Cristina afirmó que Francisco también le habló de la “Patria Grande“, y que resaltó “el trabajo que están haciendo los gobernantes de la región”.

“Me dijo que es formidable, que trabajan unidos para la Patria Grande. Utilizó ese término, me dijo, porque es el mismo que utilizaban San Martín y Bolívar. Y eso fue lo que más me conmovió“, aseguró la mandataria.

Otro de los temas que trataron en el encuentro que duró 40 minutos fue el de la trata de personas y el de la esclavitud.

“Le expliqué las políticas que estamos llevando a cabo. Hay un gran compromiso por parte de Francisco en la lucha contra la esclavitud y la trata de personas, con el cual nos sentimos profundamente identificados”, sostuvo.

La Presidente confió que invitó al Sumo Pontífice a la Argentina, y aunque no pudieron determinar una fecha de visita, aseguró que Francisco analizará su agenda para organizar una visita al país.

Finalmente, la jefa de Estado aclaró cuál fue su percepción personal sobre cómo encontró a Francisco:Lo vi sereno, lo vi seguro, lo vi en paz, lo vi tranquilo y podría decirle también que lo vi ocupado y preocupado por la inmensa tarea de conducir el estado Vaticano y el compromiso de cambiar las cosas que él sabe que se deben cambiar”. 

Fuente: Infobae.

COMENTÁ LA NOTA