La oposición no habilitó la sesión especial y no se tratará la Ley de Alquileres

El macrismo y bloques federales trabaron el debate de la nueva ley de alquileres y de educación a distancia. Los proyectos no se debatirán este jueves en el Senado.

232

El Senado había comenzado a sesionar poco después de las 14 para tratar los proyectos de educación a distancia y la nueva normativa sobre los contratos de alquiler, en la tercera sesión por videoconferencia que se realiza desde que rige el aislamiento social, preventivo y obligatorio en el marco de la pandemia de coronavirus Covid-19.

Sin embargo el macrismo y los bloques federales trabaron el debate al no habilitar su tratamiento sobre tablas y no contar el oficialismo con los dos tercios de los votos necesarios para poder hacerlo.

Inquilinos Agrupados salió con dureza tras el rechazo de la oposición a tratar el proyecto que ya cuenta con media sanción de Diputados. “Hoy la oposición votó en contra de 9 millones de inquilinos que esperamos hace 5 años alquilar de forma un poco más justa” advirtió la organización de alcance nacional.

Y siguió: “Por mezquindades políticas, por el juego que sólo juegan unos pocos dentro del Congreso, nos han dejado a millones de inquilinos esperando una semana más para saber si vamos a poder tener, al fin y al cabo, un Congreso que realmente represente nuestros intereses”.

La agrupación también criticó al oficialismo al que acusó de no entender “la grave situación” que atraviesan y por ende no haber tratado la iniciativa con la seriedad que ameritaba para evitar estas maniobras de la oposición.

Y, optimistas, concluyeron: “Tendremos ley de alquileres en Argentina más temprano que tarde”.

La denominada Ley de Alquileres es una herramienta largamente reclamada por los inquilinos de todo el país que debe enfrentarse a leoninas condiciones cada vez que deben iniciar o renovar un contrato de alquiler. Con el acceso al crédito hipotecario cerrado desde hace años por las altas tasas de interés convalidadas durante la gestión de Mauricio Macri o por las inviables condiciones de los créditos UVA, los inquilinos estaban entre la espada y la pared.

La iniciativa consta de 9 modificaciones que cambiarán el vínculo entre locadores y locatarios de modo de dar mayor certidumbre sobre el futuro a los segundos.

Claves de la frustrada nueva Ley de Alquileres:

* El plazo mínimo de un contrato de alquiler pasa de los 2 a los 3 años para garantizar al inquilino mayor estabilidad.

* El inquilino sólo deberá dejar solo un mes de depósito por los tres años que durará el contrato de alquiler.

* Se pone fin a los ajustes semestrales y la fijación unilateral del nuevo precio del alquiler. Ahora la actualización será anual y se determinará a partir de un promedio entre inflación y el índice que mide salarios (RIPTE).

Tres meses antes de la finalización de un contrato se deberá informar a los inquilinos si se renovará el contrato y en qué condiciones.

* Los inquilinos no pagarán más arreglos del edificio incluidos en las expensas (las denominadas expensas extraordinarias).

Se regulan las tasas e impuestos que gravan la propiedad como ABL, ARBA, etc, que hasta ahora venían pagando los inquilinos.

* Los inquilinos que realicen arreglos en la casa podrán descontarlos del alquiler.

* Se deberán registrar todos los contratos de alquiler en la AFIP

* Se crearán organismos de control y defensa de los derechos de los inquilinos en todo el país.

En tanto, el proyecto de Ley de Eduación a Distancia busca amplía el artículo 109 de la Ley de Educación para permitir el aprendizaje a distancia para menores de 18 años -ya que solo se habilitaba a los adultos y escuelas rurales- cuando existan razones excepcionales en las que no se pueda realizar el ciclo lectivo en forma presencial.

Los legisladores tratarán entonces doce decretos de necesidad y urgencia dictados por el Poder Ejecutivo durante la pandemia.

En la lista se incluyó el decreto 457 que modifica el Presupuesto y suspende por este año la limitación que tiene el jefe de Gabinete para reformular las partidas presupuestarias, y recibió cuestionamientos de la oposición.

Sobre esa norma, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, aclaró que “no se trata de superpoderes” y afirmó que “en momentos extraordinarios” se requiere un Estado “activo y flexible”.

También se incorporaron al temario los decretos de prorroga del aislamiento social, el 409 sobre prórroga de cierre de fronteras por la pandemia y el 426 que prorroga la vigencia de la obligación de la imposibilidad de suspender el servicio prepago de telefonía móvil o internet por falta de abono.

Los senadores buscarán además derogar el decreto 256 de transferencia del departamento de interceptación y captación de las comunicaciones (Dicom) dependiente de la Procuración General de la Nación a la órbita de la Corte Suprema y el DNU 102 que reformuló el plazo de vigencia de los mandatos de las autoridades de la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado del Poder Judicial.

Ambos decretos fueron firmados pro el ex presidente Mauricio Macri y senadores de ese espacio ya anticiparon su rechazo al tratamiento de temas no vinculados a la pandemia, como la radical Silvia Elías de Pérez.

COMENTÁ LA NOTA