Compartilo:

 Lo aseguró el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, durante una conferencia de prensa en medio de las reuniones del cónclave que elegirá al sucesor de Benedicto XVI. Las primeras tres votaciones dieron como resultado fumatas negras.

 

papaEn una extensa reunión con parte de los 5.000 periodistas acreditados en el Vaticanopara cubrir el cónclave de sucesión que se celebra en la Capilla Sixtina, el vocero del Vaticano contestó a una consulta aceptando que el martes 19 de marzo es una fecha muy adecuada para la asuncióndel nuevo pontífice.

 Se trata del día de San José, uno de los padres de la Iglesia Católica, y según Lombardi “parece una buena idea” que ese día -el martes de la semana que viene- el nuevo papa asuma sus funciones en la Plaza San Pedro.

Lombardi se explayó en temas variados sobre las actividades que realizan los 115 cardenales, cuyas primeras tres votaciones dieron como resultado una fumata negra. También opinó sobre la velocidad de esas votaciones, diciendo que la de este miércoles por la mañana le había resultado veloz.

“Esperábamos que saliera (el humo) a las 12:00, pero fue llamativo que saliera a las 11:40, porque eso significa que hubo dos votaciones en apenas dos horas”, analizó Lombardi.

fumata La respuesta tuvo también la intención de llevar tranquilidad a quienes preguntaban por la salud de dos cardenales a los que habían visto llegar con dificultades a la capilla Sixtina en ocasión del comienzo del cónclave.

“Fue una fumata rápìda. Si nos atenemos por la rapidez con que se han realizado las votaciones, estaban todos en la Capilla Sixtina. Si no, hubiese habido que esperar más por las votaciones porque ir a recoger el voto (al alojamiento de Santa Marta) hubiera prolongado el tiempo de votación”, explicó el vocero ante corresponsales de todo el mundo.

Además comentó las actividades que realiza Benedicto XVI, ahora Papa Emérito, durante estos días, y agregó que el hecho de que cada cardenal decida si quiere ser trasladado al cónclave utilizando o no un autobús -obligación de la que los eximió el mismo Benedicto XVI- le permitió a varios llegar a pie “para realizar ejercicios”, lo que demuestra también la buena salud de quienes eso prefirieron.

Fuente: Infobae América.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA