Compartilo:

Se realizó el primer embarque de la primera exportación de carne de guanaco de la Argentina, y se hizo desde Río Gallegos, Santa Cruz. Se trata de una prueba piloto sobre un volumen de 20 toneladas a Bélgica en el marco del programa de Manejo Sostenible de la especie, que conducen Agroindustria, Ciencia y Tecnología, Ambiente, el Ministerio de Producción y Trabajo, INTA, INTI, Senasa y Conicet.

“Esta iniciativa busca evaluar los procedimientos, la tecnología y el potencial del manejo sostenible del guanaco como una oportunidad para el desarrollo de las economías regionales”, señaló el secretario de Gobierno de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere durante la recorrida por el frigorífico exportador Faimali.

El titular de la cartera agroindustrial señaló además que “se va a evaluar el potencial del aprovechamiento a largo plazo del guanaco como una herramienta para la conservación de la especie. Las pruebas se harán sobre la carne, el cuero y la fibra con una mirada holística que permita cuidarlos, recuperar tierras abandonadas y asegurar su conservación y el bienestar animal”.

En este sentido, la cartera de Ambiente y Desarrollo Sustentable autorizó una excepción al Plan de Manejo del Guanaco para llevar el trabajo adelante, con hasta 6 mil animales que se podrán comercializar en todo el país y en el exterior, para evaluar las posibilidades de los productos derivados.

La población de estos animales se recuperó notablemente en las provincias patagónicas a partir de las leyes que los protegen, particularmente en la provincia de Santa Cruz, lo que redundó en el cuidado permanente de su salud.

Por la extraordinaria calidad de su fibra tiene un enorme potencial (posee una finura comparable a las mejores fibras naturales, como el cashmere o la vicuña). En tanto que su carne y su cuero pueden generar una importante demanda tanto en nuestro país como en el mundo.

Así, se busca desarrollar un recurso natural no explorado que posibilitará dar nuevas oportunidades a las economías regionales y favorecer el desarrollo de distintas cadenas de valor, como la carne, el cuero y la fibra.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA