Jorge Busti y Cristina Cremer analizaron el panorama electoral, a tres semanas de las PASO

631

El tres veces gobernador de Entre Ríos Jorge Pedro Busti y su esposa y candidata a diputada nacional por Unión por Entre Ríos, Cristina Cremer, dialogaron en exclusiva con el programa Uno por Semana de FM Eco 100.3.  En la entrevista, el ex mandatario provincial se mostró esperanzado con que la fuerza que apoya obtendrá un buen resultado el 11 de agosto y avizoró que van “a sacar más votos que el radicalismo”. Nuevamente criticó la situación fiscal de la provincia y  el estado de los hospitales, al que calificó como “un desastre”. Por su parte Cremer, adelantó que seguirán acompañando a las medidas positivas del gobierno y rechazaran las que consideren negativas. Entre sus propuestas, consideró como fundamental la creación de fuentes de trabajo y criticó el clientelismo. Finalmente llamó a votar para poner equilibrio, entre otros temas; como el nacimiento de Malena. 

boleta

¿Cómo encuentra el ánimo de la gente en las distintas ciudades o localidades que vienen visitando?

–Veo un gran entusiasmo. Debemos tener en cuenta de que hay un contexto nacional favorable, donde el kirchnerismo va a perder en la provincia de Buenos Aires, que es el  distrito más numeroso del país. Mientras que en Capital Federal va a salir tercero, al igual que en Santa Fe y Córdoba. Por lo tanto Entre Ríos no puede ser ajena a esa oleada nacional que se va a dar.

busti

  –Hay dirigentes del radicalismo que reconocen que “es complicado” ganar en las PASO, por lo que apuntan a obtener un cómodo segundo lugar. ¿Cómo cree que le irá a Unión por Entre Ríos?

  —Nosotros aspiramos a hacer una muy buena elección ahora en las primarias, para luego en octubre disputar el primer lugar. Sin ninguna duda vamos a sacar más votos que el radicalismo, porque por un lado tenemos la unión de Alfredo De Angeli, que es un hombre que viene por afuera de la política, pero tiene una gran credibilidad en el sector agropecuario y en grandes sectores urbanos. Por el otro lado, en la lista de diputados está Cristina Cremer de Busti, que tiene para exhibir su importante trabajo social y legislativo coherente, sin venderse. Mientras que Luís Leisa, es un prestigioso abogado de la Asamblea Ambiental y ex intendente de Guleguaychú. Por lo tanto, creo que nuestra propuesta es muy buena y recoge adhesiones en todos los lugares que visitamos. Vamos a disputar las elecciones con el oficialismo…

  –O sea que según usted, Unión por Entre Ríos ya tiene asegurado el segundo lugar…

  —Esto del segundo lugar nunca se sabe hasta que se vota. Las elecciones no se ganan hablando; nosotros nos estamos preparando para hacer un muy buen papel en estas primarias, que son una especie de encuesta y después todavía vienen tres meses de campaña.

Se debe saber que el gobernador es un delegado del gobierno nacional, el cual todos los días realiza un hecho que genera el repudio de los argentinos; como entregarle a Crevron el yacimiento más importante de Argentina, el caso aberrante de Jaime (Ricardo, ex secretario de transporte). En cuanto al nuevo jefe del ejército, están bancando a un violador de los derechos humanos y a un hombre sospechado de enriquecimiento ilícito. O sea que además de la inflación y la inseguridad, todos los días se han producido hechos que nos dicen que hay que limitar el poder del kirchnerismo en donde corresponde, que es el parlamento nacional.

–En su momento usted fue quien propuso a Urribarri como candidato a gobernador. ¿Fue un error?

Uno siempre hace las cosas de buena fe y pensando en lo mejor. Más aún, el lema de la campaña del actual gobernador fue la continuidad positiva, o sea que reconocía que le entregábamos una provincia ordenada. Cuando uno hace las cosas de buena fe, siempre piensa que el otro también va a actuar de buena fe. No estoy para andar con lamentos, porque siempre pienso en el poder de reacción del pueblo argentino en general y del peronismo en particular. Hoy tenemos una provincia totalmente endeudada, con una presión impositiva feroz y realmente va a costar mucho ordenarla después del 2015.

–Dos preguntas con respecto a Buenos Aires: según las encuestas, Sergio Massa ganaría en agosto. ¿Será que la sociedad busca dirigentes que tengan un punto de vista moderado?

Creo que él ha marcado algunas cosas muy claras; está en contra de la re-reelección y al igual que nosotros dice que a las cosas positivas no hay que cambiarlas, quien viene no tiene que comenzar todo de nuevo, pero a las medidas negativas  hay que modificarlas. Nosotros creemos que a la Asignación Universal por Hijo hay que transformarla en ley, para que sea un derecho de los argentinos y no un producto clientelar. También pensamos que hay que continuar con la política de derechos humanos, pero ahora lo de la dictadura ya pasó; es hora de mirar los derechos de los pueblos originarios, de las personas con capacidades diferentes, de los más vulnerables de la sociedad y fundamentalmente mejorar el servicio de salud, que es un desastre, ya que los hospitales que hemos visitado se han caído en una forma estrepitosa. Además hay que aprender a vivir en democracia y quien piensa distinto no debe convertirse en un enemigo.

–¿Lo sorprendió la actitud del gobernador Daniel Scioli, ya que hasta hace poco se hablaba de la posibilidad de que vaya por fuera del kirchnerismo?

A esto lo he charlado mucho con José Manuel de la Sota y él decía que Scioli, debido a su forma de actuar, nunca se iba a separar del kirchnerismo y así fue.

Realmente: ¿Cómo es su relación con Alfredo De Angeli, cuando se encuentran a solas?

Muy buena. Venimos de tácticas distintas, porque él ha estado en el gremialismo agropecuario y hasta hemos tenido discrepancias cuando fui gobernador, pero hemos acordado un programa parlamentario que abarca a los sectores más desprotegidos de la sociedad. En mi caso, juego el rol de militante y coordinador, que es el cargo que más orgullo me da en mi vida.

  –A veces hay una cierta confusión y hay gente del campo que sostiene que usted apoyó la 125. ¿Qué puede decir al respecto?

Decir eso es una total mentira, porque fui uno de los pocos dirigentes entrerrianos que institucionalmente les abrió las puertas a los productores, porque creía que era un conflicto innecesario, que se podía solucionar en una mesa con el diálogo. Más aún, era el presidente del partido y renuncié porque estaba en contra de la política del gobierno nacional. Mi mujer también votó con convicción en el Congreso Nacional, mientras que muchos que se daban como los representantes del campo no lo hicieron.

DIÁLOGO CON CRISTINA CREMER

– Estuvieron recorriendo algunos hospitales de la provincia…

–Sí. Hemos empezado por Feliciano y ya llegamos a Paraná. No sólo estuvimos en hospitales, porque también hemos hablado con maestros, con la Asociación de Hoteleros de Paraná y otros referentes.   La política de salud es una de las cuestiones que más nos ha preocupado, dado el deterioro que tienen los hospitales, que en su mayoría son de antigua data y producto de la falta de mantenimiento. Lo más grave es el déficit de personal médico y en especial de algunas especialidades en los centros asistenciales, por lo que no pueden dar respuesta a quienes concurren en busca de atención. Por ejemplo, en Paraná con lo enorme que es el hospital, sólo hay tres personas encargadas de las tareas de limpieza y esa gente debe hacer mucho esfuerzo para mantenerlo en condiciones. Por lo tanto hay que hacer una reestructuración general en la salud, porque es uno de los servicios básicos que deben brindar la nación, provincia y municipio.

cristina

–¿Cuáles son los reclamos más frecuentes de la gente?

En el campo tenemos el tema del arraigo. Debido a la poca rentabilidad que tienen los productores, los hijos tienden a venirse a las ciudades y en los centros urbanos tenemos el problema laboral. Siempre digo que los jóvenes deben vivir su edad como corresponde, pero llega un momento, en que tienen que decidir qué va a ser de su futuro y es ahí donde tiene que estar el Estado contenedor para que se inserten en el mercado laboral.

–¿Podría enumerar algunas propuestas que llevará al Congreso, en caso de resultar nuevamente electa?

— Principalmente creo que la Asignación Universal por Hijo tiene que ser establecida por ley, para tener un mayor control de la misma. Se debe saber claramente quienes son las personas que la reciben y que no se haga un uso indebido. Con respecto a los mayores, se les debería dar la posibilidad de que se vayan formando en algún oficio que les guste, para que puedan constituir pequeñas empresas y así tener una salida laboral y no depender de un subsidio. El trabajo le da libertad a la persona.

–¿Tienen previsto visitar Ramírez antes del 11 de agosto?

Seguramente el 28 o 29 (de julio) estaremos allí, pero ya le avisaremos el día exacto. No es fácil combinar la actividad cuando somos candidatos que vivimos muy alejados uno del otro, pero cuando podemos, tratamos de ir juntos a los distintos lugares.

–Algo que le quiera decir a la gente…

–Básicamente quiero decirles que somos una fuerza nueva, que hemos constituido este frente con grupos de distintas ideologías pero ninguno ha perdido su identidad. Cada uno expone su forma de pensar y en base a eso actuamos, bajo un diálogo permanente. La gente ha pedido que la oposición se una y nosotros de alguna manera damos respuesta a ello. Lo ideal sería que todas las fuerzas políticas estén representadas en el congreso, para que no sólo se traten las leyes que le convengan al oficialismo. Nosotros seguiremos acompañando a lo que creamos positivo y rechazaremos las leyes que perjudiquen a los ciudadanos.  También es importante que sepan que las elecciones primarias son obligatorias, deben ejercer su derecho y obligación.

LA QUINTA NIETA Y SUS COMIDAS PREFERIDAS

Tal como habíamos informado en IN, el 10 de julio nació Malena, la nieta número cinco, de Jorge Busti y Cristina Cremer. Al respecto, la candidata a diputada sostuvo: “Es una rusa divina, chiquitita, que nos llenó de alegría. El viernes estuvimos en un asado con Malena, con todos los tíos y primos, así que fue un día de alegría para festejar su venida al mundo y aprovechar para compartir esa velada con todos sus familiares”.

–Ya que estamos en el tema familiar… ¿Cuáles son las comidas preferidas?

Como buen tano, al ex gobernador le gustan los rabioles con salsa y a mí las milanesas con papas fritas. Es algo que no puedo dejar de comer cuando tengo la oportunidad.

–¿Y el asado?

Al asado del viernes lo hizo mi hijo y estaba riquísimo, pero es más una comida que se hace en familia, entre varias personas y demás… No es algo que se da tan seguido, por eso lo mío son las milanesas con papas fritas, pero el asado me gusta igual.

COMENTÁ LA NOTA