Compartilo:

Los caminos -especialmente los de tierra- continúan siendo la principal problemática de la localidad de Isletas y otras zonas rurales. Por momentos su estado mejora, especialmente en épocas de pocas lluvias, pero con las precipitaciones nuevamente se deterioran y el correspondiente arreglo no siempre llega a tiempo.

Durante la gestión de Alcides Wolf y anteriormente en el mandato de Raúl Eichman, la Junta de Gobierno local volcó gran parte de sus recursos al arreglo de las vías de tránsito, sin embargo, debido a las lluvias, la gran cantidad de kilómetros y la falta de herramientas adecuadas, en algunos sectores tampoco alcanzó.

Por ello, es fundamental la colaboración de la Zonal Diamante de la Dirección Provincial de Vialidad -cuyas maquinarias poco se vieron en el último tiempo en Isletas- y de las comunas y municipios vecinos, como el caso de General Ramírez, cuyo aporte varió en estos años, de acuerdo a las necesidades en el radio urbano.

Por lo pronto el presidente de la Junta de Gobierno, Lucas Eichmann, mantuvo una importante reunión de trabajo con la secretaria de Obras y Desarrollo Urbano de la Municipalidad de General Ramírez, arquitecta María Laura Ceballos, quien se encargó de visitar al mandatario, un gesto al que no se estaba acostumbrado.

Durante el encuentro diagramaron un plan de acción en relación a políticas viales dentro de la jurisdicción municipal, con vista al mediano y largo plazo.

Según expresó el dirigente isletense, «coincidimos en la necesidad de aunar esfuerzos y desarrollar un programa de cooperación mutua para atender las problemáticas de los caminos rurales, e instrumentar acciones sustentables en la materia».

También acordaron mantener contactos institucionales permanentes para «coordinar los pasos a seguir, entendiendo que estas iniciativas ameritan análisis y evaluaciones que posibiliten posteriormente determinar con exactitud los objetivos concretos a ejecutar».

Desde la Junta de Gobierno agradecieron la predisposición de la funcionaria y la administración de Gustavo Vergara. Ahora restará saber si en los próximos años este gesto no menor se transforma en hechos concretos. (IN)

(*) Licenciado en Comunicación Social 

(Imagen de portada ilustrativa)

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA