Compartilo:

Las precipitaciones inusuales para esta época del año, sumado a la falta de un adecuado mantenimiento, han provocado importantes deterioros en la red vial de esta localidad del departamento Diamante y otras zonas rurales.

Si bien los caminos principales también presentan dificultades, los más comprometidos son aquellos secundarios y de tierra. Quienes viven cerca de arroyos o tienen vehículos de menor porte, piden soluciones a las autoridades correspondientes.

«Ya nos cansamos de reclamar y no obtenemos respuestas», aseguró una vecina a IN. Si bien evitó responsabilizar a un ente gubernamental en particular, pidió «que se hagan cargo quienes les corresponde. El reclamo no es político y hace mucho sufrimos esta situación», remarcó.

Si bien desde la Junta de Gobierno local, con herramientas y recursos propios trabajan luego de cada lluvia y a medida que lo permite el terreno, a veces la buena voluntad no alcanza. Es debido a que con el pequeño tractor de la Comuna no resuelven los problemas de fondo, como es abrir cunetas o desbarrancar. A tal punto, que muchos de los caminos se asemejan a especies de bateas, con barrancas y malezas a los costados, donde cuando llueve corre el agua como si fuesen un arroyo más.

De todas formas, el presidente de la Junta de Gobierno, Alcides Wolf, informó que comenzaron con los arreglos, después de los más 100 milímetros de lluvia. El jefe comunal aclaró que el trabajo se realizó en caminos principales de la jurisdicción y luego se continuará con el resto, «siempre y cuando el clima lo permita».

Si bien desde la actual gestión local colaboran, la encargada de mantener los caminos es la Dirección Provincial de Vialidad, a través de la Zonal Diamante y en Ejido Ramírez, el municipio de esa ciudad.

Años atrás había una motoniveladora de forma permanente en la localidad, pero desde que cambió la metodología de trabajo de Vialidad, muchos caminos sufrieron un progresivo abandono, que sumado a las lluvias, provoca una situación límite en algunos sectores puntales. (IN)

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA