Incendio en Barracas: cuatro testigos declararon que no funcionó el sistema antiincendios

318

Un quinto testigo, por el contrario, que se encontraba en el depósito cuando se desató el siniestro dijo que el mecanismo sí se activo, pero el agua tenía poca presión. Declararon tres empleados, un vigilador y una mujer a cargo de la limpieza.

Barracas: cuatro testigos declararon que no funcionó el sistema antiincendios

La fiscal Marcela Sánchez tomó este jueves declaración a tres empleados de Iron Mountain, el guardia de seguridad de la empresa y una de las mujeres que se dedicaba a la limpieza del lugar, en la causa que investiga el incendio que se produjo en el depósito de Barracas, mientras familiares, amigos y autoridades dieron el último adiós a las nueve víctimas mortales, en medio de expresiones de emoción y dolor.

Las cincos personas fueron testigos presenciales del inicio del siniestro porque estaban a las 7.50 cuando se desató el fuego. Según coincidieron en declarar, todo comenzó en el sector trasero del depósito que la compañía estadounidense tiene en el barrio porteño de Barracas.

Especfíccamente, el fuego se inició en una habitación muy pequeña donde estaban los cables de la empresa. El vigilador fue el primero en escuchar la alarma de incendio pero no vio ni humo ni llamas por lo que tardó algunos minutos hasta localizar la zona en peligro, informó C5N.

Uno de los tres matafuegos falló porque tenía una avería, pero usaron los otros dos, dijeron los testigos a la fiscal. De todas formas, aclararon, las llamas se habían expandido bastante por lo que no pudieron apagarlo.

De los cinco testigos que compadecieron ante Sánchez, solo uno dijo que el sistema antiincendio se activó, pero puso especial énfasis en aclarar que la lluvia que desprendía “era muy tenue y no tenía presión” por lo que “no alcanzó” para extinguir el incendio.Los empleados de la empresa dijeron que cuando detectaron dónde estaba la falla cortaron la luz sólo de ese sector, por lo que había energía para alimentar el sistema antiincendios.

Los bomberos, que llegaron muy rápido, destacaron los testigos, por protocolo debieron cortar la luz en todo el depósito, no sólo en el sector donde se inició el fuego. Esa interrupción total de la energía pudo haber ayudado a que no se active el sistema antiincendio, aunque cuatro de los cinco testigos dijeron que nunca se activó el mecanismo que hubiera ayudado para evitar la tragedia que finalmente se desató, provocando un saldo de siete bomberos y dos socorristas muertos. (Fuente: Minuto Uno)

COMENTÁ LA NOTA