Compartilo:

En forma sorpresiva, y cuando los nombres que estaban en boca de todos eran los de Angelo Scola, Odilo Sherer y Peter Tucson, el Vaticano comunicó que el nuevo papa, y sucesor de Benedicto XVI, es el argentino Jorge Bergoglio.

ber

Sobre las 16:12 (hora argentina) el cardenal francés Jean Lois Tauran hizo el trascendental anuncio ante la multitud que se acercó a la histórica plaza de San Pedro. Bergoglio, que eligió llamarse Francisco I, es el papa número 266 y el primero de origen latinoamericano de la historia.

“Anuntio vobis gaudium, habemus Papam”, dijo Tauran, y luego Bergoglio, vestido por primera vez con la vestimenta papal, y cuando eran las 16:23, hizo su primera aparición en el balcón.

“Hermanos y hermanas, buenas noches. Ustedes saben que el deber del Cónclave era darle un obispo a Roma, siento que mis hermanos cardenales fueron a buscarlo al fin del mundo. Agradezco por recibirme de esta forma, gracias. Primero de todo quiero rezar una oración por nuestro querido Benedicto XVI, nuestro obispo emérito. Vamos a orar juntos por él”, fueron las primeras palabras de Francisco I, quien optó por utilizar el italiano para dirigirse a los fieles.

Tras rezar el Padrenuestro junto a los manifestantes que se acercaron a la histórica Plaza de San Pedro, el flamante Papa dijo: “Recen por mí y hasta pronto, mañana iré a rezarle a la Virgen para que proteja a toda Roma, buenas noches y que descansen”.

Francisco I, el nombre del nuevo papa

“¿Quo nomine vis vocari?” (“¿Con que nombre quieres ser llamado?”). El nuevo pontífice respondió “vocabor Franciscus” (Me llamaré Francisco). La pregunta fue realizada por el cardenal Giovanni Battista Re a Jorge Bergoglio, en nombre todos los electores.

La elección

En el primer día de deliberaciones del cónclave papal, los 115 cardenales no habían conseguido alcanzar los dos tercios de votos necesarios para designar al reemplazante de Benedicto XVI. Finalmente, y tras el quinto intento (el cuarto de hoy), la fumata blanca demostró que al menos 77 cardenales llegaron a un acuerdo.

Bergoglio cumplió con el protocolo, pasó a la “Sala de las Lágrimas”, donde se vistió con sotana blanca y zapatos rojos. Luego salió al balcón de la basílica para saludar a los miles de fieles presentes en la Plaza de San Pedro e impartió la bendición Urbi et Orbi.

La “sorpresa” del hermano de Benedicto XVI

El hermano del papa emérito Benedicto XVI, Georg Ratzinger, se mostró “totalmente sorprendido” por la elección de Bergoglio como nuevo papa.

Afirmó que nunca habló de él con Joseph Ratzinger. “No tengo ninguna impresión sobre él”, sostuvo el hermano mayor del papa saliente. “Nunca surgió ese nombre”, afirmó Georg Ratzinger.

De contricante a sucesor

En 2005, luego de que muriera Juan Pablo II, los máximos representantes de la Iglesia se reunieron para elegir un nuevo Papa. Como se sabe, el elegido acabó siendo Joseph Ratzinger, que fue ungido en el puesto como Benedicto XVI. Sin embargo, los candidatos fueron muchos y, entre ellos, estuvo el el propio Bergoglio.

Perfil

Bergoglio nació la ciudad de Buenos Aires en 1936. Hijo de un matrimonio de italianos formado por Mario Bergoglio y Regina, asistió a la escuela pública, de donde se egresó como técnico químico.

A los 22 años decidió convertirse en sacerdote, camino que comenzó en el seminario del barrio Villa Devoto, como novicio de la orden jesuita.

Fue ordenado Herramientassacerdote el 13 de diciembre de 1969. Tras una larga carrera como profesor de teología, fue consagrado como obispo titular de Auca en 1992. Seis años después, tomó el cargo de arzobispo de Buenos Aires.  La designación como cardenal llegó en 2001, año en que se convirtió además en primado de Argentina.

Su designación para ocupar el sillón de San Pedro es la primera de un americano para dirigir la Iglesia Católica que jamás estuvo a cargo de un representante de la Compañía de Jesús.

En los círculos eclesiásticos, Bergoglio es considerado un jesuita austero, de tendencia moderada, que lleva una vida discreta y cultiva el bajo perfil.

Fuente: Infobae.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA