Compartilo:

El intendente de General Ramírez, Gustavo José Vergara (Alianza Ramirense – Juntos por el Cambio) asumió el pasado 10 de diciembre su segundo mandato. En una entrevista con IN, el funcionario repasó una variedad de temas y adelantó que en este periodo “tenemos dos desafíos; por un lado darle continuidad a las cosas que se hicieron bien y por el otro desafiar a la sociedad ramirense a sumar nuevos emprendimientos y proyectos”.

INDUSTRIA Y EMPRENDEDORES

—En la mayoría de los lugares donde se trabaja en conjunto entre el sector público y el privado se ven muy buenos resultados…

— A eso lo tenemos muy claro. Pensamos que debe haber una alianza estratégica entre el municipio y el sector privado, en especial con los pequeños y medianos emprendedores de la ciudad. Afortunadamente estamos dentro de un grupo de localidades de la provincia que tiene una impronta empresarial e industrial, lo que nos obliga como municipio a estar a la altura de las exigencias y demandas. Sabemos que hay que apoyar la producción porque son puestos de trabajo e ingresos para la ciudad.

—Uno de los principales logros en la materia durante la anterior gestión fue la adquisición de las 23 hectáreas para el futuro Parque Industrial. ¿Cómo se sigue para poner ese predio en marcha?

—Está dentro de los objetivos para estos cuatro años de gestión. A principios de febrero estará definido el proyecto ejecutivo del Parque Industrial que se tiene que presentar ante la Dirección de Parques Industriales de la Provincia. Va a tener por un lado el Parque Industrial en sí mismo y por el otro un área de servicios que contemplará a todas las actividades que no pueden estar dentro del Parque, además de una playa de transferencia para el transporte de carga, donde se podrá bajar y cargar mercadería. Son dos proyectos que se van a complementar y ubicarán a Ramírez como la única ciudad del departamento Diamante con Parque Industrial y que a la vez tenga lugar para las empresas y la venta de servicios.

OBRAS Y SERVICIOS PÚBLICOS

—En verano siempre uno de los reclamos tiene que ver con el servicio de agua potable. ¿Siguen existiendo problemas?  

—Estamos con algunos inconvenientes con el agua potable y los tratamos de abordar a lo largo de nuestra gestión. Detectamos que hay un problema estructural, que no pasa tanto por la cantidad de agua disponible  sino por la distribución.  Hay que hacer un recambio de cañerías y eso requiere una inversión importante. Sin embargo, a lo largo de los últimos cuatro veranos mejoramos la provisión, pero sabemos que tenemos falencias, detectamos qué zonas son las más afectadas y tomamos nota de los reclamos.

— O sea que hoy no se puede descartar que falte agua en algún momento de lo que resta del verano…

Salvo que haya inconvenientes de roturas de bombas no debería haber mayores problemas en la ciudad, excepto casos puntuales. De todas formas en estos cuatro años sabemos que tenemos que avanzar con un plan para la mejora del servicio.

—¿Se riegan las calles periféricas, en especial las de broza, piedra o tierra?

—Sí. Estamos haciendo dos riegos diarios con el nuevo camión regador y el tractor con el tanque. Tratamos de llegar a cada una de las calles, por la mañana y la tarde.

—El mal estado de muchas de las calles es otro de los reclamos de los vecinos…

—También tenemos que decir que hay un problema estructural, porque el 40% de las calles están mejoradas con asfalto y hormigón. Este último tiene unos 50 años de antigüedad y el asfalto no se hizo con la mejor calidad con lo cual hay mucho deterioro. Por eso para estos cuatro años también queremos hacer unas 40 cuadras con hormigón, pavimento articulado o asfalto y llevar adelante un plan de mantenimiento de las arterias que ya están mejoradas. También está el proyecto de reconvertir las calles comerciales como Libertad para poner en valor el centro. Afortunadamente hay una buena cantidad de herramientas que incorporamos que nos va a permitir hacer ese trabajo  y con el apoyo de los vecinos tenemos que tratar de conseguir el financiamiento para llevar a cabo la obra.

—Cuando asumieron el parque automotor del municipio estaba deteriorado, por lo que compraron nuevas herramientas y vehículos. Ahora lo que muchos se preguntan es ¿Cómo se va a pagar esa deuda en dólares?

—La gente debe saber que el capital de ese financiamiento empieza a vencer en el año 2023 y hasta ese momento estamos obligados a pagar los intereses, los cuales se están abonando puntualmente. De hecho hicimos la consulta a la Provincia por algún inconveniente que pueda surgir en el acceso a la compra de dólares, pero tenemos recursos para afrontar esas obligaciones. Respecto al pago del capital vamos a comenzar a hacer un ahorro para tener los fondos disponibles para la primera cuota que vence en 2023.  A valores actuales tenemos una deuda de 32 millones de pesos de los cuales habría que abonar 2 millones y medio repartidos en 2023, 2024 y 2025. Es decir, son montos razonables y pagables para la Municipalidad. Además presupuestariamente mejoramos el perfil del municipio, estamos más ordenados. Sino incorporábamos las herramientas hoy estaríamos gastando muchos recursos en reparaciones y no hubiésemos podido hacer algunas de las obras.

DIÁLOGO CON MUNICIPALES, PROVINCIA, NACIÓN Y COMUNAS VECINAS

—Lograron construir una relación fluida con el Sindicato de Trabajadores Municipales y recientemente recibieron a los integrantes de la nueva comisión.

-Es otra de las cuestiones que tomamos como una forma de gobierno. No solo porque lo dice la ley, sino que estamos convencidos que el diálogo es el mejor instrumento para acceder a acuerdos. Con el sindicato tenemos una relación madura, más allá que hemos tenido momentos de conflicto de intereses que son naturales. En febrero vamos a cerrar la paritaria del 2019 y reabrir la del 2020. Al menos de parte nuestra seguiremos por la misma senda del diálogo y creemos que ellos piensan lo mismo. Las negociaciones van más allá de lo salarial, también tienen que ver las condiciones de trabajo y las capacitaciones.

— En la Provincia también han tenido una buena recepción, el gobernador visitó la ciudad en varias oportunidades y lograron obras…

Con el gobernador Bordet logramos una relación madura. Gracias a ello conseguimos hacer una de las obras más importantes de la ciudad que es el traslado de las lagunas cloacales. Ahora tenemos nuevos desafíos que ya los planteamos por nota y vamos a gestionar en las distintas reparticiones. Tenemos  que hacer el segundo acceso a la ciudad –entre las dos ferias de remate ganadero- que son 1,8 kilómetros. Allí necesitamos asfalto de buena calidad porque no solo nos vincula con la producción sino que nos permite que una parte del tránsito pesado ingrese y egrese por ese sector. También planteamos el mantenimiento y la ampliación de varias instituciones educativas y la ampliación de la red de gas natural. Sobre esto último hay un proyecto del 2013 donde se ejecutó la primera etapa y falta hacer la segunda y tercera. Es decir que hay muchas cuestiones para gestionar pero hasta ahora siempre tuvimos el apoyo de Bordet.

—¿Les preocupa el cambio en Nación, teniendo en cuenta que tenían cierto acceso a reparticiones y una relación cercana al ex ministro Rogelio Frigerio?

Estamos muy tranquilos porque nuestra función es gestionar a nivel provincial y nacional lo que la ciudad necesita y en eso tenemos el respaldo de los ciudadanos por ser las autoridades electas. Damos por hecho que el trato va a ser igualitario. Tenemos en un sistema republicano y está la Constitución y las leyes que rigen el funcionamiento de los tres estados y en ese marco trabajaremos muy bien.  Más allá de las ideologías hay gente que necesita que resolvamos sus problemas.

— Por otro lado, también están planteando un trabajo en conjunto con localidades de la zona, como es el caso de Isletas, donde la arquitecta María Laura Ceballos (secretaria de Obras y Desarrollo Urubano) se reunió con el presidente de la Junta de Gobierno, Lucas Eichmann.

—Ya en la gestión de Alcides Wolf hicimos algunos trabajos en conjunto, especialmente en material vial. Nosotros creemos que con Isletas particulamrente y también con el resto de las localidades que nos rodean tenemos que tener una alianza estratégica porque son sectores que producen y benefician a nuestra ciudad, son fuentes de riqueza. Con lo que podamos vamos a trabajar juntos porque es un beneficio para todos.

PREPARATIVOS PARA EL RAMÍREZ FESTEJA 2020

Como cada año en el mes de marzo se realiza Ramírez Festeja, que consiste en diferentes actividades artísticas y culturales para celebrar el aniversario de la ciudad. En los últimos días se conoció que el número musical central será Kapanga.

Al respecto el presidente municipal comentó: “Más allá del número central, lo que de nuestra parte destacamos es el salto de calidad que le dimos a los festejos con la participación  de todas las instituciones locales en el patio de comidas y lo mismo en cuanto a las actividades artísticas y culturales. Este año vamos a sumar al sector productivo, queremos armar dos carpas donde por un lado estén los microemprendedores y por el otro las empresas. Junto a Walter Laupan -subsecretario de Políticas Culturales- las estamos visitando para presentarles la idea porque desde hace años trabajamos para transformar los festejos en una vidriera. Quienes nos visiten y nosotros mismos tenemos que ser conscientes del potencial de la ciudad”, concluyó Gustavo Vergara. (IN)

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA