Compartilo:

Greenpeace detuvo esta mañana un desmonte que se realizaba con autorización del gobierno de Salta, en una zona protegida por la Ley de Bosques.

salta

Activistas de Greenpeace caracterizados como jaguares, bloquearon una topadora que se encontraba realizando un desmonte en la finca San Francisco, ubicada en el departamento San Martín, al norte de la provincia de Salta, cerca del límite con Bolivia.

Los ambientalistas llegaron al lugar en motos y areneros y detuvieron la máquina con bloqueadores que impiden su movilidad. Luego desplegaron un cartel con la leyenda “Urtubey: Basta de desmontes”.

La finca, donde el gobierno de Salta aprobó el desmonte de 6.000 hectáreas a pesar de que la Ley de Bosques no lo permite, es propiedad de Ignacio García del Río, presidente de la Asociación de Productores del Granos del Norte (PROGRANO).

“El gobierno de Urtubey continúa con la política de deforestación del ex gobernador Romero y cambia lo que establecido por la Ley de Bosques a pedido de los desmontadores. Desde su sanción, en la provincia se desmontaron 350 mil hectáreas, de las cuales 100 mil eran zonas protegidas”, señaló Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

saltaaaaa

Greenpeace difundió un informe donde demuestra cómo se viola sistemáticamente la Ley nacional al autorizar desmontes en zonas protegidas tras modificar, a solicitud del titular del predio, lo establecido por el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de Salta.

La organización ambientalista advirtió que el gobierno salteño está autorizando la destrucción de los bosques en zonas protegidas, para destinar a la ganadería intensiva.

“En Salta el festival de desmontes no se detiene. La provincia busca cuadruplicar su stock ganadero para 2030, lo que implicará la pérdida de 3 millones de hectáreas de bosque nativos”, finalizó Giardini.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA