Compartilo:

En Entre Ríos, la superficie destinada al girasol se ubicaría alrededor de las 1.000 hectáreas (ha). Por lo tanto, el ciclo 2019/20 se posicionaría como el segundo de menor superficie de los últimos 20 años.

Así lo reportó el Sistema de Información de Bolsa de Cereales de Entre Ríos (SIBER), donde además indica que el estado fenológico de la oleaginosa se ubica entre V2 (dos hojas desplegadas) a V6 (seis hojas desplegadas).

A su vez, reporta que la condición general es buena. Los colaboradores reportan que en algunos sectores de los lotes se observa una menor densidad de plantas o un desarrollo desparejo.

En cuanto al maíz, según reporta el SIBER, el estado fenológico del maíz abarca desde V3 (tres hojas completamente expandidas) a V10 (diez hojas completamente expandidas).

A partir de las consultas efectuadas a la red de colaboradores, fue evaluada la condición general del cultivo, fundamentalmente en relación a la densidad de plantas por hectárea y desarrollo. A nivel provincial los valores son: Muy bueno 10 %; Bueno 89 %; y Regular 1%.

Los principales inconvenientes se asocian a heterogeneidad en el tamaño de las plantas ocasionado por emergencias espaciadas temporalmente o bien por una densidad de plantas por hectárea levemente inferior al objetivo planificado.

En el ámbito provincial es muy escasa el área implantada con sorgo. Hasta el momento, la intención de siembra tiende a posicionarse levemente por debajo de lo registrado en el ciclo 2018/19 que tuvo un área de 78.800 ha. El SIBER reporta que la mayor actividad en la siembra se produjo en campos ganaderos o mixtos, donde se sembraron materiales forrajeros.

El avance en la siembra de soja de primera en la provincia es inferior al 5 %. La intención de siembra para el ciclo 2019/20 se posiciona alrededor de las 750.000 ha. “Para la próxima semana se espera un mayor movimiento en las tareas de implantación, en la medida en que las condiciones climáticas sean favorables” indican.

Arroz

Según el SIBER, los colaboradores del sector informan que las reiteradas precipitaciones están dificultando la implantación del cultivo. El área arrocera tuvo una situación promedio de reservas hídricas que se situó entre excesiva y excesos, lo cual es obviamente un escenario adverso para las labores de siembra.

Se estima que se logró concretar el 40 % de la intención original que se situaba en 60.000 ha aproximadamente. En el informe se recuerda que en el ciclo 2018/19, a esta misma altura del año, el avance se situaba en el 60 %.

El avance según la fuente de riego es la siguiente:

– Zona de riego por pozos 40 % (sector que abarcó el año pasado el 62 % del área)

– Zona de riego por represas 30 % (sector que abarcó el año pasado el 28 % del área)

– Zona de riego por ríos 55% (sector que abarcó el año pasado el 10 % del área)

Dentro de este contexto, obliga a los productores a sembrar en fechas tardías e incluso, en algunos casos ya han tomado la decisión de reducir el área inicialmente planificada.

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA