General Ramírez: el municipio pide habilitar eventos en espacios abiertos y cerrados

El pedido fue elevado al Gobierno provincial y se fundamenta en factores de salud psíquica y emocional, además de la crisis económica que afecta a los sectores involucrados. Detalles y fundamentos de la solicitud.

414

Desde el municipio de General Ramírez le solicitaron al Gobierno provincial la habilitación de “eventos sociales organizados”. Se trata de encuentros de hasta 300 personas en espacios abiertos y un máximo de 100 en lugares cerrados, siguiendo “protocolos de bioseguridad”.

Específicamente piden habilitaciones para hasta 100 personas en espacios cerrados, -una persona por cada cinco metros cuadrados y hasta 300 personas en espacios al aire libre -una persona cada 20 metros cuadrados, con medidas de bioseguridad adaptando los protocolos ya vigentes y con la firma de un compromiso social por parte de los realizadores para el cumplimiento de las normas. 

Entre los fundamentos del pedido, enumeraron cuestiones relacionadas a la salud psíquica y emocional y la crisis económica que aqueja a los sectores involucrados.

“Transcurridos casi ocho meses desde el inicio del Aislamiento Social, es necesario avanzar en el restablecimiento de actividades aún restringidas apuntando a una ‘nueva normalidad’ que permita minimizar las consecuencias psicosociales y económicas que emergen con gran celeridad y amplían el espectro de los daños ocasionados por la pandemia de Covid 19″, indicaron.

El pedido acompaña el reclamo del amplio sector de profesionales y pequeños comerciantes vinculados a la organización de eventos sociales, recreativos y culturales: fotógrafos y realizadores de videos, servicios gastronómicos, servicios de sonido e iluminación, bandas musicales y solistas, DJs, decoradores, entre otros.

En ese marco, especificaron que “desde el punto de vista económico, el tejido productivo de nuestras localidades requiere una mayor reactivación ofreciendo a los sectores más afectados restablecer un ingreso económico regular, afrontar gastos corrientes, abonar sueldos o lograr el sustento familiar”.

Por otra parte, “nos preocupa la integridad psíquico-emocional de la población, en especial de niños y jóvenes. Quienes han sido clínicamente menos afectados por el Covid-19 y han visto restringida las posibilidades de sociabilidad por el aislamiento o la suspensión de actividades habituales, tales como escuelas, prácticas deportivas, expresiones culturales, celebraciones religiosas y eventos recreativos”, explicaron en la solicitud.

También dan cuenta de la proximidad de las fiestas de fin de año y la realización de colaciones, recepciones y eventos propios de la época estival. (IN)

El texto completo de la solicitud: 

COMENTÁ LA NOTA