Compartilo:

El cumpleaños de Jorge Bergoglio se produce poco antes de vivir su primera Navidad como jefe de la Iglesia católica.

papa

Al comenzar el año 2013, Jorge Bergoglio sentía cierta nostalgia. Ya habían pasado más de doce meses desde que presentó su renuncia como arzobispo de Buenos Aires al Vaticano -por haber superado los 75 años- y creía que la aceptación desde la Santa Sede estaba por llegar. Si bien iba a extrañar ese cargo que ejercía desde 1998, le reconfortaba pensar en que iba a volver a dedicarse full-time a su vocación pastoral.

En febrero, el foco de su atención viró drásticamente. La sorprendente e histórica renuncia del papa Benedicto XVI lo obligaba a viajar, al mes siguiente, al cónclave para elegir al nuevo jefe de la Iglesia católica. Algo en su instinto -que él quería acallar- le indicaba que esta vez sería su turno, después de quedar segundo y renunciar a su “candidatura” en la última elección, en 2005. 
El instinto de Bergoglio no falló. En la sexta votación (la quinta fue invalidada por un error, como revela la periodista Elisabetta Piqué en su libro Francisco. Vida y revolución ), casi 90 de los 115 cardenales electores escribieron el nombre del cardenal argentino en sus papeletas.El mundo quedó expectante, casi paralizado, durante los 45 minutos que pasaron entre la fumata blanca y el anuncio del nombre del nuevo Papa. La ovación estalló cuando se reveló que el nuevo pontífice era el primer papa argentino, el primero latinoamericano, el primero jesuita. Y el primer Francisco.

Desde ese momento, Bergoglio comenzó a romper el protocolo con un estilo propio y a llevar la revolución en sus hechos y palabras.
El 1° de enero de este año, cuando Bergoglio pensaba en el día de hoy, su cumpleaños número 77, no se imaginó celebrándolo en el Vaticano como el hombre más destacado del año.

LAS FRASES DE FRANCISCO, MES A MES

Marzo 

El día de su designación: “Saben que el deber del cónclave era dar un Obispo a Roma. Parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo casi al fin del mundo… pero aquí estamos. (.) Les pido un favor. Antes de que el obispo bendiga al pueblo, les pido que recen al Señor para que me bendiga”.

“San Francisco de Asís es el hombre que nos da este espíritu de paz, el hombre pobre. ¡Cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres!”

“Vivir la Semana Santa siguiendo a Jesús quiere decir aprender a salir de nosotros mismos para ir al encuentro de los demás, para ir hacia las periferias de la existencia”.

“El Señor no se cansa nunca de perdonar: ¡nunca! Somos nosotros quienes nos cansamos de pedirle perdón. Y pedimos la gracia de no cansarnos de pedir perdón, porque Él no se cansa nunca de perdonar”.

“Hay curas tristes, y convertidos en coleccionistas de antigüedades o de novedades, en lugar de ser pastores con olor a oveja, en lugar de ser pastores en medio de su rebaño y pescadores de hombre; eso les pido: sean pastores con olor a oveja

“No olvidemos que el verdadero poder es el servicio y que el Papa para ejercer el poder también debe entrar cada vez más en ese servicio que tiene su cumbre luminosa en la Cruz”.

Abril 

“La incoherencia de los fieles y de los pastores entre lo que dicen y lo que hacen, entre la palabra y el modo de vivir, minan la credibilidad de la Iglesia”

“Los primeros testigos del nacimiento de Jesús son los pastores, gente simple y humilde y las primeras testigos de la resurrección son las mujeres. ¡Y eso es lindo! Esta es un poco la misión de las mujeres. De las mamás y de las mujeres: dar testimonio a sus hijos, a sus nietos, que Jesús está vivo, es el viviente, ha resucitado”

Mayo 

“No sólo los creyentes se salvan”

En una reunión con superioras: “La castidad es un carisma que amplía la libertad de la entrega a Dios y a los demás con la ternura, la misericordia y la cercanía de Cristo (…). Pero, por favor, una castidad fecunda, una castidad que genera hijos espirituales en la Iglesia. La consagrada es madre, tiene que ser madre y no solterona”.

“Sería conveniente realizar una reforma financiera que fuera ética y, a su vez que comportara una reforma económica saludable para todos (…) ¡El dinero debe servir y no gobernar!”.

Junio 

“En la curia hay gente santa, pero también hay una corriente de corrupción, es verdad… Se habla del «lobby gay» y es verdad, está ahí… Hay que ver acá qué podemos hacer”.

“En muchas partes del mundo, no obstante el hambre y la desnutrición, se desechan los alimentos. Cuando la comida se comparte de modo justo, nadie carece de lo necesario. Los alimentos que se tiran a la basura son alimentos que se roban de la mesa del pobre, del que tiene hambre”

“El problema no es ser pecadores, sino no arrepentirse del pecado, no tener vergüenza de lo que hemos hecho. Pese a que Pedro era pecador, Jesús mantuvo su promesa de edificar sobre él su Iglesia. Pedro era pecador, pero no corrupto. Pecadores, sí, todos: corruptos, no”.

“A los jóvenes les digo: ¡no tengan miedo de ir contra la corriente!”.

Julio 

En la Jornada Mundial de la Juventud: “¿Qué espero de esta JMJ? ¡Lío, pero no sólo acá, en Río, sino lío en las diócesis, quiero que la Iglesia salga afuera!”.

“Jesús nos ofrece algo más grande que la Copa del Mundo. Jueguen en su equipo y no sean cristianos a medio tiempo, almidonados, de fachada, sino auténticos”

“Por favor, no dejen que otros sean los protagonistas de los cambios, ustedes son el futuro. No sean cobardes, no «balconeen» la vida, no se queden mirando desde el balcón sin participar, entren en ella, como hizo Jesús y construir un mundo mejor”.

“Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo? El catecismo de la Iglesia católica lo explica de forma muy linda esto. Dice que no se deben marginar a estas personas por eso. Hay que integrarlas en la sociedad”.

Agosto 

“Es el diálogo el que hace la paz. No se puede tener paz sin diálogo. Todas las guerras, todos los combates, todos estos problemas son por falta de diálogo”.

“Vivir la fe no es decorar la vida con un poco de religión como si fuera una tarta que se decora con un poco de crema. La fe comporta elegir a Dios como criterio base de la vida”.

Septiembre

En una carta para el G-20: “Desgraciadamente, duele constatar que demasiados intereses han prevalecido desde que comenzó el conflicto en Siria, impidiendo encontrar una solución que evitase la inútil masacre a la que estamos asistiendo”.

“[En la Iglesia] No podemos seguir insistiendo sólo en cuestiones referentes al aborto, al matrimonio homosexual o al uso de anticonceptivos. Tenemos que encontrar un nuevo equilibrio, porque de otra manera el edificio moral de la Iglesia corre el peligro de caer como un castillo de naipes”.

“Jamás he sido de derecha”

Octubre “La Iglesia debe despojarse de un peligro gravísimo, el de la mundanidad, el de la vanidad, el de la prepotencia, el del orgullo, el del dinero”.

“A los recién casados les doy siempre este consejo: Peleen lo que quieran. Si vuelan los platos, déjenlos. Pero nunca terminen el día sin hacer las paces. ¡Nunca!”.

“¿Quién de nosotros no ha experimentado inseguridades, desorientación y hasta dudas en el camino de la fe? Todos hemos experimentado esto, yo también. Forma parte del camino de la fe, forma parte de nuestra vida”.

Noviembre 

“Que el Señor cambie el corazón de estos devotos de la diosa coima y se den cuenta de que la dignidad viene del trabajo digno, del trabajo honesto, del trabajo de todos los días y no de estos caminos más fáciles que al final sacan todo”.

Algunas frases de su primera exhortación apostólica, Evangelii Gaudium :

“Dado que estoy llamado a vivir lo que pido a los demás, también debo pensar en una conversión del papado. Me corresponde, como Obispo de Roma, estar abierto a las sugerencias que se orienten a un ejercicio de mi ministerio que lo vuelva más fiel al sentido que Jesucristo quiso darle y a las necesidades actuales de la evangelización”.

“Prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades. No quiero una Iglesia preocupada por ser el centro y que termine clausurada en una maraña de obsesiones y procedimientos”.

“Así como el mandamiento de «no matar» pone un límite claro para asegurar el valor de la vida humana, hoy tenemos que decir «no a una economía de la exclusión y la inequidad». Esa economía mata”.

“Nuestro dolor y nuestra vergüenza por los pecados de algunos miembros de la Iglesia, y por los propios, no deben hacer olvidar cuántos cristianos dan la vida por amor (…)”.

Diciembre 

“Deseo expresar mi compasión y asegurar mi oración a cada una de las víctimas de los abusos sexuales y a sus familias”

“La ideología marxista es errónea. Pero en mi vida he conocido a muchos marxistas buenos como personas, y es por eso que no me siento ofendido [cuando así me califican]”.(Fuente: La Nación)

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA