Compartilo:

Para la entidad, “el plan productivo del gobierno se basa en crecer en volumen y generar competitividad con escala, pero ello es mayor concentración y menos agricultores”.

En un encuentro que se llevó a cabo en Rosario la semana pasada, el Consejo Directivo de Federación Agraria Argentina (FAA) analizó la posibilidad de realizar una Asamblea Nacional de Productores por pedido de las bases como medida gremial para “hacer visible las múltiples dificultades no atendidas por los estamentos gubernamentales”.

Según indicó en un comunicado titulado “No hay un solo campo”, el Consejo Directivo de la entidad “realizó un detallado balance del desarrollo de las 16 asambleas zonales de distrito a lo largo del país durante julio, donde delegados de base de todas las regiones debatieron la situación de los pequeños y medianos productores, informaron sobre las autoridades electas de cada asamblea y elevaron un pedido unánime de poner fecha para la asamblea nacional”.

“Las razones que sostienen el pedido de las bases abordan los temas recurrentes que viene realizando la entidad: el impacto de las importaciones que reemplaza trabajo argentino, alimentos, procesados, y desplaza productores, la presión fiscal existente, que requiere un debate para que sea un sistema progresivo de acuerdo a la capacidad contributiva de los pequeños productores, atender las emergencias hídricas en cada sector del país, aumentar el fondo de emergencia, seguro multiriesgo, y reclamar políticas diferenciadas que garanticen la inclusión de los pequeños y medianos productores”, expresó.

En ese sentido, los directores de FAA aseguraron que “el plan productivo nacional del gobierno se basa en crecer en volumen, generar competitividad con escala, pero ello es mayor concentración y menos agricultores. No se habla de agricultores y no hay políticas orientadas a promoverlos. No estamos en la agenda del gobierno”.

“Las bases manifestaron preocupación por la realidad de las economías regionales, y sectores productivos, que están siendo afectados por las importaciones de alimentos. Por ejemplo, en producción de cerdo, en 18 meses se importó 230 por ciento más de carne fresca de cerdo, y otro dato es que aumentó un 650 por ciento la importación de embutidos, y el 50 por ciento de la bondiola que se consume en el país es importada. Además, desde el CDC, se instó a los actuales, y futuros legisladores del Congreso Nacional a poner en agenda los Proyectos de Ley de Arrendamiento, Ley de Semilla, para que tengan espacio de debate”, detallaron.

Y reiteraron que “el crecimiento en volumen por sí mismo no garantiza desarrollo territorial, y reivindicamos el rol de los pequeños agricultores como generadores de empleo, protectores del medio ambiente, y actores claves del tejido social en el que se desarrollan los pueblos y ciudades”.

Asistieron al encuentro los productores de la Filial Laguna Naineck de FAA, quienes encabezaron junto a productores de Salta, Jujuy, y Formosa el “bananazo”. (Infocampo)

Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA