Compartilo:

Consultoras privadas coinciden en remarcar que la aceleración del costo de vida estuvo impulsada este año por la suba en el valor de los alimentos. De confirmarse las proyecciones, la cifra será la más alta en la década kirchnerista.

inflacionLa evolución de los precios a lo largo de 2013 arrojaría una suba anual superior al 27 por ciento, motivada por un aumento en los alimentos “muy fuerte” que se aceleró desde noviembre, según advierten consultoras especializadas.

“Hace siete años que el país viene sufriendo una inflación de dos dígitos y, de 2007 a la fecha, la única vez en que hubo una suba por debajo de 20% fue en 2009, en plena recesión de la economía”, recordó Carlos Melconian, economista del estudio M&S Consultores.

En declaraciones al diario La Nación, advirtió que la novedad de este año es que se registra “una aceleración muy marcada a partir de noviembre, con lo cual esperamos que el año termine cerca de 28%”. Idéntica es la observación que realizaron los especialistas de Managment&Fit. Para ellos, la inflación se aceleró desde mediados del mes pasado, y esa tendencia alcista culminará en diciembre.
“Claramente, los aumentos autorizados por la Secretaría de Comercio antes del recambio ministerial y demás shocks específicos (subtes, por ej.) han tenido impacto sobre los precios, cortando con la relativa estabilidad de la inflación de los últimos meses, fenómeno que continuaría en diciembre, mes típicamente ‘caliente’ en materia inflacionaria”, evaluaron.
El rápido encarecimiento del costo de vida lo explican básicamente por el impacto de los aumentos en los bienes de consumo. “El año está cerrando con una inflación en torno al 27 o 28 por ciento, empujada por una aceleración en los aumentos en los alimentos, que pegaron un salto de 4 por ciento en noviembre y de 5 por ciento en octubre”, sostuvo por su parte el presidente de la consultora Finsoport, Jorge Todesca.
La consultora proyectó que la inflación de diciembre se ubicaría en torno a 2,2 por ciento, y remarcó que “durante los últimos meses, los precios de los alimentos han estado experimentado alzas por encima de los demás rubros”.
De acuerdo a lo consignado por el matutino, Todesca señaló que el impacto “es mucho mayor en el interior, donde los niveles de ingresos son menores y, por lo tanto, el costo de vida está más afectado por las subas en alimentos”. A su juicio -continuó- “esto puede explicar que el efecto de los saqueos se haya sentido con tanta fuerza en las provincias y no tanto en Buenos Aires”.
Según indicó Infobae, En este contexto, un informe de la Fundación Mediterránea advirtió que la inflación en 2014 podría subir “un escalón arriba” del actual si no hay un plan integral para combatirla. La consultora estimó que la tasa del costo de vida “difícilmente se reduzca desde los niveles actuales sin la presencia de un plan anti-inflacionario integral que logre anclar las expectativas”.
“Hasta que pueda implementarse un plan de estas características, la tasa de inflación podría ir todavía un escalón arriba del actual”, alertó.
Compartilo:

COMENTÁ LA NOTA