“Es muy viable que los precios de los combustibles bajen entre 5 y 7 %”

302

El secretario de la Federación de Expendedores de Combustibles, Raúl Castellanos, dijo que el descenso en los valores rondaría entre el 5 y el 7%. Los precios de los combustibles subieron casi un 40% en lo que va del 2014.2011-03-01-C5-825070

La posibilidad de que el gobierno nacional haga caer los valores de los combustibles entre un 5 y un 7% genera al menos algún tipo de respiro para las industrias y los usuarios comunes, teniendo en cuenta que durante el año el alza de los valores acompañó y hasta superó los valores de la inflación.

Esta mañana, el secretario de la Federación de Expendedores de Combustibles, Raúl Castellanos, señaló en declaraciones al programa “El primero de la mañana”, que se emite por La Ocho que “por supuesto que el precio de la nafta puede bajar. Depende un poco de la decisión final que tomen las compañías petroleras y el gobierno nacional en este acuerdo que aparentemente se estaría gestando. No hay dudas que los precios del petróleo han bajado y esto tiene una incidencia en los costos de producción de combustible que podría materializarse”.

Acerca de si la disminución de la carga fiscal sería uno de los caminos para que esta baja se produjera indicó que “la sola baja del precio del petróleo genera de por sí la posibilidad de bajar los precios de venta. De todos modos está la intención del gobierno de no perjudicar a YPF, de no reducir los costos de fondo para sus inversiones. Por lo tanto sé que se está estudiando una baja de impuestos, o más concretamente un impuesto a la retención a las exportaciones de petróleo cuando éste baje de cierto valor, que sería unos 60 dólares”.

Consultado sobre cuánto era el porcentaje de la suba de combustibles durante el año, Castellanos destacó que “los combustibles aumentaron no mucho más que la inflación. Estuvieron en el orden de un 37 o 38%, lo que significa que en términos reales se habría mantenido más o menos igual durante el año. Si hubiera una baja del 5 o el 7% estaríamos terminando 2014 con precios de combustible inferiores a la inflación”.

Castellanos reconoció que el impacto en los bolsillos del consumidor no sería tan grande y aclaró que “por supuesto, estamos hablando de un 5 o 7 %. Pero en materia de combustibles aunque sean pequeños, los porcentajes son importantes. Y además la buena noticia es que se frena el alza y eso abre expectativas el incremento sea pequeño el año próximo”.

Sobre si se había notado retracción en el consumo de combustibles durante el año, el dirigente amplió que “insisto en que los combustibles aumentaron en la misma proporción que los otros bienes y servicios de nuestro país. Acompañando esta tendencia, para la gente no significó un producto que se encareció más que el resto. Salvo en el gasoil, quizás producto de la retracción económica, se mantuvo con cierta intensidad la venta de combustible”.

COMENTÁ LA NOTA